Editoriales Invitados

Principales Editoriales de hoy martes 22 de octubre del 2019

Diario Libre, martes 22 de octubre de 2019

Segunda vuelta

La discusión esta semana se centra en si Leonel Fernández puede o no puede presentarse como candidato a las elecciones de 2020 por otro partido que no sea el PLD, puesto que fue precandidato de éste.

Lo resolverán las autoridades con competencias para hacerlo, mientras en foros, corrillos, tertulias y reuniones se discute a favor o en contra.

Como fuere, la posibilidad de una segunda vuelta es manejada por muchos como un escenario no previsto. Queda pues, un océano de negociaciones por cruzar. Y si la ley de partidos se empeñó a fondo en evitar el transfuguismo, debería haber anotado también algunos límites a estos pactos, muchos de ellos de mero interés mercantilista.

Porque, si un partido no tiene candidato para la presidencia…¿no sería lo adecuado que se limite a competir en las elecciones municipales y congresionales?

Murieron las ideologías y es difícil distinguir entre un programa electoral y otro. Igualmente, bailan los nombres de los candidatos que se adhieren a unas siglas y a otras indistintamente.

Se debería reflexionar sobre eso.

Listín Diario, martes 22 de octubre de 2019

Premios de la Fundación Corripio

 Por decimotercer año, la Fundación Corripio entregó anoche los premios instituidos para enaltecer a los principales exponentes de la literatura, el periodismo, la música, el servicio social humanitario, la investigación científica y la trayectoria magisterial más destacados del país.

No solo se distingue a personas por sus méritos profesionales, sino también instituciones que sirven desde distintos campos de la actividad humana, como una manera de trasmitir sus ejemplos, sus obras, sus contribuciones a una sociedad que, en ocasiones, no parece valorarlos en su justa dimensión.

El premio anual, que comprende distintas categorías que se van alternando gradualmente, tiene por objeto poner de relieve los alcances que, en términos económicos, culturales, científicos y políticos, han tenido las obras de personalidades e instituciones a lo largo del tiempo.

No se trata de un concurso ni de una competencia de las obras o actividades más sobresalientes en el último año, sino de una premiación o reconocimiento a una trayectoria profesional, a un fruto positivo generado por el talento creativo o a una tarea de carácter humanitario, mensurable y cuantificable, en función de sus aportes al bien común.

Además de sus premios anuales, la Fundación Corripio ha promovido publicaciones de libros, concesión de becas, conferencias, foros y otras actividades de responsabilidad social en nombre de las empresas que posee la familia del empresario don José Luis Corripio Estrada (Pepín).

En el centenario de la llegada de la familia al país, la Fundación Corripio Inc. entregó cien premios a igual número de instituciones del país que han hecho valiosos aportes al desarrollo.

Anoche, en lo que respecta a los premios anuales, concedió galardones al Colegio Dominicano de La Salle, con más de ocho décadas formando generaciones; al doctor Fernando Contreras, por sus aportes en la gastroenterología; a Germana Quintana, destacada directora teatral; a Fausto Rosario Adames, director del diario digital Acento, por su larga carrera en el periodismo; a la Vicaría de Pastoral Social de la iglesia Católica por sus programas sociales, y a Hogares Residencia Ángeles Custodios, por su valiosa labor al albergar niñas y adolescentes de escasos recursos económicos.

El LISTÍN DIARIO se une al regocijo de los premiados, que es la satisfacción de una sociedad que se ha beneficiado de sus talentos y de sus obras.

El Caribe, martes 22 de octubre de 2019

Pensiones impagas

La Asociación Dominicana de Administradoras de Fondos de Pensiones (ADAFP) ha dicho que los recursos y los derechos de sobrevivientes y herederos de los afiliados fallecidos están garantizados, que no se pierden.

La aclaración, más que una revelación en sí, pudiera parecer innecesaria, porque se refiere a recursos que están en la cuenta personal del afiliado. Pero la puntualización en estos momentos resulta útil por la situación creada alrededor de miles de casos de afiliados fallecidos cuyos familiares no han recibido la pensión por sobrevivencia que establece la Ley 87-01 de Seguridad Social.

La “utilidad” de la precisión hecha por la ADAFP, en declaraciones de prensa y en un comunicado pagado que publicó en algunos medios escritos, se mide porque explica las causas que han dificultado la concesión de pensiones por sobrevivencia a unos 58 mil afiliados fallecidos que según estadísticas de la Dirección de Información y Defensa dce los Afiliados de la Seguridad Social (DIDA) tenían al mes de junio pasado recursos acumulados en sus cuentas por unos 1,700 millones de pesos.

El “tema” surgido en torno a los recursos de los afiliados fallecidos que no han sido entregados a sus herederos legales, ni como pensión de sobrevivencia ni como devolución, tiene su explicación y justificación en el hecho de que de 18 mil 923 pensiones solicitadas en esa modalidad a junio pasado, solo han sido otorgadas 7,890 y declinadas 10,766.

Esos detalles reflejan que en torno al esquema operativo y funcional de la parte previsional de la Seguridad Social hay mucho desconocimiento. Mucha gente ha pensado que esos dineros no devueltos hasta el momento se perdían.

La DIDA ha pedido que se eliminen las trabas que frenan o dificultan la devolución. Y la ADAFP han precisado en su comunicado que “no hay fecha de extinción para la familia de un afiliado fallecido “solicitar, ante la AFP, la devolución del saldo de la cuenta, por el fallecimiento del afiliado”.

Debido a esa condición los familiares beneficiarios legales podrán retirar los recursos en cualquier momento, previo cumplimiento de los requisitos exigidos por la ley, incluyendo las disposiciones de la Ley de Sucesiones y Donaciones.

Ahí entra el tema burocrático, donde deben actuar las autoridades del sector y las propias AFP.

El Día, martes 22 de octubre de 2019

No es un hecho aislado

Acaban de trascender los exquisitos privilegios de que gozaba un recluso de un centro penitenciario de La Vega. Las redes sociales se convirtieron en el mejor canal para conocer de qué forma se transgreden las normas que deben hacerse respetar cuando un ciudadano guarda prisión.

El recluso, que tiene nombre, apellidos y apodo, convirtió una fiesta privada, que armó en su celda, acompañado por dos mujeres, en la mejor evidencia de las falencias que tiene el sistema penitenciario. Ante esa flagrancia, la Procuraduría General de la República no tuvo otra alternativa que actuar.

Y lo hizo de una manera muy simple.

Trasladó al recluso en cuestión a otra cárcel y produjo la sustitución del alcaide del centro penitenciario.

Y no es suficiente. En adición debió ordenar una supervisión exhaustiva del centro penitenciario; y sobre todo, hacer una auditoría sustentada de las condiciones de los demás reclusos.

Si se presentó ese hecho, de seguro que otros reclusos gozan de privilegios silenciados, De ninguna manera se trata de un hecho aislado.

Habría que hacer un cómputo de cuántas neveras, estufas eléctricas, aires acondicionados, abanicos y otros efectos eléctricos tienen los reclusos en sus celdas.

A nivel nacional.

Ya que ese usufructo forma parte de los privilegios que, por ser comunes, pasan desapercibidos, o que las autoridades lo permiten sin ninguna objeción.

Eso, al menos, haría visible la magnitud del problema y establecer un régimen de consecuencias contra los auspiciadores y los beneficiarios.

El Caribe, martes 22 de octubre de 2019

Protocolos clínicos

El tratamiento de las principales patologías que afectan a la población dominicana está ya definido. El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, como ente que traza las políticas públicas de salud, ha puesto en vigencia un conjunto de normas y protocolos para ser aplicados con carácter obligatorio.

El pasado viernes el director del Servicio Nacional de Salud, Chanel Rosa, presentó 13 protocolos que el Ministerio de Salud le entregó. Y su mensaje durante el acto fue claro y contundente: son normas de cumplimiento obligatorio, tanto en hospitales como en clínicas.

Se espera, y así lo expresó el director del SNS, que a partir de la aplicación de esas guías para el diagnóstico y tratamiento de diversas dolencias, haya una mejora en los servicios que se ofrecen en los centros hospitalarios del país a los usuarios, pacientes potenciales o reales.

La unificación de los procedimientos permite que haya una especie de común denominador para aplicar en cada caso cuya dolencia se sospeche esté afectando a una persona que acude a un hospital o clínica.

La decisión anunciada por las autoridades de Salud Pública llega en momentos en que crecen las quejas de personas que han sido erróneamente tratados o medicados en la actual coyuntura de brotes de dengue, leptospirosis o malaria.

Importante poner en vigencia ese conjunto de normas y protocolos, de forma que no haya lugar a mucha discrecionalidad por parte del personal de los centros asistenciales al momento de ofrecer a los usuarios de los servicios diagnósticos y terapéuticos. Que los servicios que se ofrezcan estén acorde con el protocolo creado para cada caso, una especie de “manual” de procedimiento.

Las nuevas guías completan 117 documentos publicados por las autoridades normativas del sector salud y están dirigidas a la atención de las patologías o enfermedades que impactan en el sistema sanitario dominicano.

Las guías puestas a disposición de la red de servicios de salud representan, según las definió el viceministro de Salud Colectiva, Héctor Maceo Quezada, una herramienta para mejorar los servicios de salud.

La presentación de los protocolos por sí sola no garantiza mejores servicios de salud. Es necesario que se apliquen y cumplan. En eso debe tener la voz cantante el SNS.

La información, martes 22 de octubre de 2019

Panorama prometedor

El profesor Bosch, en sus mensajes a la población dominicana, decía con frecuencia que “nunca es más negra la noche que cuando va amanecer”. La decisión del expresidente Leonel Fernández de renunciar al PLD y formar tienda aparte, se ve en principio como una expresión de una profunda crisis que hace incierta la perspectiva política. Sin embargo, abre una saludable oportunidad para el avance de la democracia dominicana.

Se dice que el PLD es un partido-estado que ha controlado todos los poderes políticos, convirtiéndose en partido hegemónico, siguiendo los designios de la Ley del monopolio que en el capitalismo opera tanto en el mundo de las empresas, como en el mundo del sistema partidario.

En esas circunstancias el partido-estado alcanza la categoría sociológica de la clase gobernante, como expresión política de la clase dominante. Y eso es lo que en gran medida y con eficacia ha construido el PLD en más de dos décadas de dominación partidaria.

Pero esa dialéctica de las clases generó su propia contradicción, diferenciando la facción que encabeza el Presidente Medina de la facción que encabeza el expresidente Fernández, quienes han sostenido una lucha por el dominio que finalmente ha desembocado en la división anunciada por Fernández.

Con ese desenlace surge un nuevo panorama prometedor para el fortalecimiento de la institucionalidad democrática. Claramente este nuevo panorama crea tres fuerzas partidarias y de poder fáctico, a la que se le uniría una cuarta encabezada por el joven alcalde de Santo Domingo, apoyado por la familia más poderosa del país y que de negociar con cualquiera de las otras tres fuerzas u opciones electorales, podría inclinar la balanza a favor de aquella opción que negocie con ese gran poder fáctico.

Ese previsible resultado se hace más factible en esta fase de democracia clientelar, donde predomina el criterio de que “el dinero elije” en vez del lema democrático de que el “pueblo elije”, tal como quedara demostrado en las pasadas primarias donde se impuso el dinero y la compra de conciencia.

En ese juego político habría más equilibrio entre las tres o cuatro fuerzas y en consecuencia habría más equidad y competitividad, lo que haría más democrática la competencia primero por la conquista de la presidencia, así como por las posiciones del Congreso y de los Municipios.

Equilibradas las fuerzas, sobre todo en los Ayuntamientos y en el Congreso, se habrá de producir un clima favorable para la concertación, el consenso y la negociación entre las fuerzas representadas, en materia de iniciativas como el presupuesto, el endeudamiento y cualquier otro tema de alto interés nacional. Se fortalecerá la labor legislativa y la función de fiscalización del Congreso, creándose un ambiente favorable también para combatir la corrupción y la impunidad. La Justicia también podría salir beneficiada, haciéndola más independiente del Poder Ejecutivo, todo ello por efecto de la ruptura de la ley del monopolio.

Como se ve, el nuevo escenario favorece una mayor democracia y un mayor fortalecimiento de la institucionalidad basada en la Ley. Asimismo, el cambio se produciría sin necesariamente cambiar de partido, aunque este cambio se hace más real y factible.

Veamos, pues, el nuevo panorama con optimismo, porque abre la oportunidad para el fortalecimiento de la democracia dominicana.

¡Así que el cambio va con cualquiera!

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos