Editoriales Invitados

Principales Editoriales de hoy martes 29 de octubre del 2019

Diario Libre, martes 29 de octubre de 2019

Un nuevo panorama

Que tres grandes coaliciones participen en las elecciones nacionales pautadas para febrero y mayo del 2020 cambia radicalmente los escenarios políticos y, por tanto, las estrategias de los líderes participantes.

Ya no será solo una lucha encarnizada por la silla presidencial, sino que se peleará a todos los niveles, comenzando por el municipal en febrero.

Esto implica que los partidos deberán llevar los mejores candidatos posibles para evitar derrotas que luego puedan lamentar, pues en ese escenario no hay nada seguro dada la cantidad de acuerdos secretos que pueden darse entre candidatos a diferentes posiciones, incluso de partidos diferentes (Ej.: te apoyo como alcalde si me apoyas como regidor, aunque sea de otro partido).

Lo mismo vale para las elecciones congresuales de mayo y, por supuesto, una elección entre tres aumenta las posibilidades de una segunda vuelta electoral en caso de que alguna de las candidaturas no obtenga más del 50 por ciento de los votos.

Estos van a ser unos meses muy interesantes. Ojalá que sean también pacíficos y ordenados.

Listín Diario, martes 29 de octubre de 2019

Una noticia desalentadora

Los centros de atención primaria fueron concebidos, desde el surgimiento del nuevo modelo de la seguridad social hace 19 años, como la puerta de entrada a un sistema de salud que prometía una mayor y mejor atención médica para el pueblo.

A casi dos décadas de ese momento histórico, el más desolador balance que se puede hacer, en este aspecto, es que la atención primaria ha devenido en un ideal fallido, en una ilusión perdida, en un verdadero desengaño.

Fuese por displicencia, por choque de intereses mercuriales o por cualquier otra razón determinante, lo cierto es que esta meta inicial y primordial, ha sido sistemáticamente bloqueada desde su origen, en el mismo núcleo de los principales actores de la seguridad social.

La falta de esos centros, en número y condiciones de equipamiento aptos para dar el servicio de atención primaria a los ciudadanos, ha sido la causa de la sobredemanda de consultas y tratamientos en los hospitales públicos, sean generales o especializados.

La ciudadanía ha sufrido esta distorsión de muchas maneras. Padeciendo las penurias de buscar y no recibir atenciones adecuadas en hospitales a los que acuden, o pagando un 40 por ciento más de los costos estimados al tener que recurrir a centros médicos privados.

Y todo luce que ese seguirá siendo el derrotero fatal de tan importante meta, pues el ministro de Trabajo, Winston Santos, que es a la vez el presidente del Consejo Nacional de la Seguridad Social, ha dicho que no hay dinero para implementarla.

¡Qué bien! No hay dinero para blindar la salud de los ciudadanos con mecanismos de prevención o pronta atención a sus necesidades de salud, pero sí para derrochar en campañas electorales, en compras o servicios sobrevaluados o para engordar las cuentas de los corruptos.

El compromiso con la salud humana es sagrado. Y es mandato constitucional.

No puede haber excusas al desdén o al incumplimiento frente a un pilar decisivo del sistema de la seguridad social, solo porque no les cuadra a los grupos de intereses que controlan el sistema.

El Día, martes 29 de octubre de 2019

Dos buenas noticias en el sector salud

El sector salud ha servido dos buenas noticias en los últimos días, aunque todavía las áreas en que se generaron requieran continuar mejorando. Pero reconocemos que las metas se alcanzan con un paso a la vez.

La primera información agradable fue la resolución del Consejo Nacional de la Seguridad Social incorporando 36 nuevos procedimientos al catálogo de servicios del Plan Básico del Seguro Familiar de Salud.

La mayoría de los procedimientos aprobados permiten a los pacientes hacer uso de nuevas tecnologías para diagnósticos y tratamientos. Otros son fundamentales para salvar órganos o atender situaciones crónicas.

La incorporación de esos nuevos procedimientos inicia con los afiliados contributivos, que es financiado por patronos y trabajadores. Los afiliados al plan subsidiado, que son costeados por el Estado, tienen la promesa de recibir esas mejoras más adelante.

La otra buena noticia es la reducción de las muertes maternas y las infantiles en un 31 y un 25 por ciento, respectivamente.

En esa materia falta aun mucho por avanzar, porque el nivel de la problemática no se corresponde con nuestro nivel de desarrollo.

Pero la mejora indica que finalmente el país ha tomado un camino adecuado para enfrentar tan triste situación.

Lo sensible del sector salud requiere que todos los actores, no solo el Estado, cumplan su rol con entusiasmo y responsabilidad.

Aspiramos a que pronto recibamos nuevas buenas noticias para las personas en materia de salud.

El Caribe, martes 29 de octubre de 2019

Contrastes de la Seguridad Social

Desde el ámbito de la Seguridad Social surgieron ayer dos noticias de contraste. Una buena y otra mala.

La buena fue la divulgación y explicación de los alcances de la resolución 482-07 aprobada la semana pasada por el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS). Esa disposición incluyó 36 nuevos procedimientos, 11 nuevos medicamentos ambulatorios, incluyendo dos de alto costo para diálisis en pacientes renales, sillas de ruedas para pacientes con discapacidad e incrementó de RD$300 a RD$500 los honorarios que reciben los médicos por cada consulta ambulatoria.

Se trata de una decisión positiva porque tiende a disminuir o al menos evitar mayor gasto de bolsillo de los afiliados al Seguro Familiar de Salud. Se trata de una medida positiva pero militada porque solo abarca a los afiliados del sistema contributivo y deja para luego a los del subsidiado. Ojalá que la espera no sea larga, para que no haya discriminación en los servicios entre los afiliados a un sistema y los del otro. El ministro de Trabajo, quien es el presidente del CNSS, dijo que la inclusión de los alrededor de 4 millones de afiliados al régimen subsidiado que maneja el Seguro Nacional de Salud tendrán que esperar unos seis meses para ser beneficiado de la ampliación del servicio, porque previamente hay que aumentar la cápita que aporta el Gobierno que apenas es de RD$200.00 Hasta ahí la noticia buena o esperanzadora.

La mala refiere que el CNSS se declaró incompetente para regular los cobros irregulares que se producen en clínicas a los afiliados de régimen contributivo.

También preocupa la inacción y confesión de impotencia de las autoridades reguladoras en torno a las trabas que admiten y conocen que ponen muchos prestadores de servicios de salud “para hacer economía financiera y recibir mayores beneficios”.

Resulta muy preocupante la “realidad” descrita por el presidente del CNSS cuando dice: “Sabemos que los prestadores de servicios ponen trabas y vivimos en el juego del gato y el ratón y nosotros controlando y vigilando y ellos poniendo trabas para hacer economía financiera y recibir mayores beneficios. Es la realidad”.

Lo cierto es que se trata de una “realidad” que preocupa. Escuchar a las autoridades confesar su incompetencia para regular lo que la ley le autoriza, es sencillamente una mala señal.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos