Cartas del Lector

Propiedad privada

Señor director:

Mientras la atención pública gira en torno a la politiquería, y el caso de Odebrecht, los feminicidios y el irrespeto a la propiedad privada se convierten en un problema de salud mental por la forma como impactan en la tranquilidad de la gente.

La situación del poblado de Guanuma, perteneciente al municipio Santo Domingo Norte, que no es única en el país, resalta por su gravedad e impunidad. En ese lugar, vándalos transformados en “comunitarios” ocupan de manera desenfrenada propiedades privadas y del Estado para venderlos por solares como si fueran compañías inmobiliarias amparadas por la ley.

No oculto que estoy respirando por la herida, ya que teniendo mi documentación, no puedo entrar a una parcela de mi propiedad debido a que los invasores aseguran que me arrancarían la cabeza.

Esto ocurre frente a la actitud impotente o negligente de las autoridades del Consejo Estatal del Azúcar, que al no defender su patrimonio, estimulan el delito fomentando situaciones de violencia como lo sucedido en el mes de febrero del año pasado, cuando un conflicto de tierra del CEA terminó en la muerte de varios comunicadores en San Pedro de Macorís.
Ojalá estas letras sirvan de alerta para despertar la conciencia de la sociedad de repudiar colectivamente acciones que ponen en peligro pilares del estado de derecho como es la propiedad privada.

Atentamente,
Julio Rosa
Periodista

La delincuencia

Señor director:
El presidente Danilo Medina acaba de ordenar la presencia masiva de miembros de las Fuerzas Armadas en las calles para combatir la agresiva ola de delincuencia que mantiene en zozobra a los dominicanos.

Con esa medida, el mandatario no hace más que “agarrar el rábano por las hojas” al enfrentar un problema que no se resuelve solo con represión y cárcel.

Es imperativo que las autoridades vayan a la raíz del problema que es producto de la existencia en el país de una creciente desigualdad social, que arrincona a la juventud y la deja sin alternativas para crecer económica, social y académicamente.

El aumento del crimen, el robo y la violencia intrafamiliar es producto del auge del consumo y tráfico de drogas, también es producto de la desigualdad social.

Atentamente,

Carmen Santiago

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba