Protestas Sociales

Protestan frente a la Procuraduría en demanda de justicia por asesinato de profesor

Los familiares de un profesor asesinado hace tres años en San Juan de la Maguana, en coordinación con las filiales del Colegio Dominicano de Abogados de esa demarcación, y de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), así como estudiantes de las diferentes escuelas realizaron una protesta frente a la Procuraduría General de la República en demanda de que el caso no quede impune.

Con pancartas en manos exigiendo justicia para los responsables del crimen contra el educador Julio César Jiménez Valdez, (Jalisco), los manifestantes advirtieron que no desmayaran en sus esfuerzos hasta tanto el Procurador Jean Alain Rodríguez, y el Consejo del Poder Judicial intervengan para frenar lo que califican como una (complicidad), por parte del presidente del Tribunal Colegiado de San Juan Diógenes Dámaso Mercedes, quien alegando falta de pruebas ordenó recientemente la puesta en libertad de todos los acusados del horrendo hecho.

José Miguel Jiménez Valdez, al hablar en nombre de la familia aseguró que el pueblo de San Juan está indignado, por la forma como los magistrados que llevan el caso lo han manejado, por lo que decidieron iniciar un plan de lucha frente a las máximas instancias de la justicia.

“El profesor Julio César Jiménez (Jalisco), fue asesinado el 01-12-2016, por un grupo de sicarios, pagados por la señora Zoila Canario esposa de nuestro hermano, por lo que pedimos al Concejo del Poder Judicial, así como a la Honorable Suprema Corte de Justicia, ordenar una investigación a los Jueces del Tribunal Colegiado del Distrito Judicial de San Juan de la Maguana, a fin de determinar, el por qué decidieron descargar a los culpables, a pesar de dos de los sicarios que participaron en el crimen haber manifestados en la audiencia, quien lo contrató, y la forma que le dieron muerte”, manifestó Valdez.

Con relación al caso están acusados Yosander Mateo de los Santos, Ramón Cabrera Beltré, Mauricio Mesa Suero, Yuqueirí Pérez Rosario, Zoila Matilde Canario Encarnación y Antonio Cabrera Beltre.

Indicó que además de las afirmaciones de los matadores otra prueba presentada a los magistrados fue el abrigo que vestía el educador el cual fue encontrado junto a su bulto de trabajo en la residencia de la señora Zoila Canario, y aún así los jueces insisten en que esa no son pruebas suficientes.

“Esta lucha en procura de que se haga justicia la vamos a llevar hasta las últimas consecuencias, porque además de que fue un ser humano que mataron, y no un perro realengo de la calle, el profesor Jalisco era un hombre serio, de familia, y de mucha utilidad para la sociedad dominicana, en especial para los jóvenes de San Juan de la Maguana, donde se desempeñaba como profesor” aseguró Valdez.

Fuente: Hoy

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos