Internacionales

Puertos y aeropuertos españoles se preparan para recibir turistas

Los puertos y aeropuertos españoles se preparan para recibir turistas el próximo domingo, cuando el país entre en la “nueva normalidad” tras tres meses de medidas excepcionales por la pandemia de coronavirus, que ha dejado hasta el momento 28.315 fallecidos y 245.575 contagios, según datos oficiales.

Desde ese día, España abrirá sus fronteras con los países del espacio europeo Schengen (área con un espacio común, también conocido como fronteras internas de la UE), excepto con Portugal, que se hará el próximo 1 de julio, junto con el resto de países del mundo.

Pero para que esa apertura se pueda hacer con seguridad, los viajeros que lleguen a España tendrán que pasar un triple control sanitario, que incluye rellenar un documento en el que declaren si han pasado el coronavirus y dónde localizarlos, un control de temperatura y una inspección visual.

DATOS, TEMPERATURA Y CONTROL VISUAL

Ese control será realizado por personal de sanidad exterior, departamento dependiente del Ministerio de Sanidad integrado por alrededor de 540 profesionales, de los que 150 son médicos y enfermeras, y que se ha reforzado con un centenar de personas, según informó este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en rueda de prensa.

En primer lugar, el viajero deberá rellenar un documento con datos para su localización e información “sobre si ha pasado o no por la epidemia y en qué condiciones”, explicó Illa.

Además, habrá un segundo control de la temperatura del viajero, y un control visual.

Si uno de estos tres controles primarios no es superado, apuntó Illa, el viajero será examinado por un médico.

NEGOCIACIONES CON REINO UNIDO Y FRANCIA

El Gobierno español ha optado por establecer estos controles de seguridad sanitaria mientras negocia las condiciones de apertura con varios países, como Reino unido y Francia, dos de los principales emisores de turistas hacia España.

Fuentes del Ministerio de Exteriores señalaron a Efe que, en estos momentos, está habiendo conversaciones con Gran Bretaña para decidir si se implementa o no una cuarentena a los viajeros británicos en reciprocidad a la que este país impone a los viajeros españoles.

Según las fuentes, es el propio Reino Unido el que está en un proceso de revisión de la cuarentena implementada en frontera y de ello dependerá la decisión que España deberá tomar en las próximas horas.

También están teniendo lugar conversaciones con Francia para gestionar el desfase en las fechas de apertura, ya que España tiene previsto abrir sus fronteras a las 00.00 horas del domingo 21, mientras que Francia no hará lo propio hasta 24 horas más tarde, el lunes 22.

La idea del Gobierno español es que sea la Unión Europea la que establezca criterios armonizados y comunes para la apertura de las fronteras, pero si finalmente no es así, España “irá por libre” y establecerá sus propios controles basados en los que se están probando en la “prueba piloto” en las Islas Baleares con un millar de turistas alemanes, según las fuentes del Ministerio de Exteriores. Alemania es el tercer país, con Gran Bretaña y Francia, que mas turistas dirige hacia España.

1.177 FALLECIDOS MÁS

Con el foco puesto en la prevención de nuevos brotes de COVID-19, el Ministerio de Sanidad actualizó este viernes el número de fallecidos por coronavirus desde el inicio de la pandemia hasta los 28.313, que suponen 1.177 más que los contabilizados hasta ahora.

La cifra de muertes permanecía congelada desde hace 12 días, a la espera de que las comunidades autónomas validaran los casos de forma individualizada y los remitiera al Ministerio, explicó este viernes el epidemiólogo Fernando Simón, portavoz sanitario para la pandemia.

“Intención de ocultar muertos no ha habido nunca, en ningún momento. Sí que ha podido haber errores”, reconoció Simón, quien precisó que los datos sólo se refieren a aquellas personas que han perdido la vida con un diagnóstico positivo de coronavirus confirmado mediante PCR.

Según el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) entre el 17 de marzo y el 25 de mayo se produjeron 43.000 muertes más de las esperadas estadísticamente para esa época, unos datos que difieren mucho de los oficiales.

Este sistema, recordó hoy Simón, hace referencia a la mortalidad por todas las causas, con lo que faltaría por determinar el motivo de defunción de unas 15.000 personas, un proceso que puede prolongarse hasta un año.

La preocupación está ahora en el control de los brotes que se han producido en distintos lugares de la geografía española y que, según el ministro de Sanidad “están bajo control”.

Los 34 brotes detectados en el último mes y medio son de diferentes ámbitos, según fuentes sanitarias. Nueve de ellos están asociados a mataderos, hay algunos asociados a temporeros agrícolas que fueron contagiados en Francia o se han trasladado entre provincias y algunos a trabajadores de empresas españolas que tenían relación con Lisboa, donde hubo un reciente brote de COVID.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba