Salud

¿Qué es la viruela del mono?

El contagio del virus suele requerir un contacto estrecho, ya que se produce mayoritariamente al tocar líquidos corporales de la persona portadora

La viruela símica o «viruela del mono» es una enfermedad rara provocada por un virus transmitido de los animales (roedores y primates) a las personas, cuya tasa de letalidad ha variado mucho en las distintas epidemias que se han producido hasta el momento, según señala la Organización Mundial de la Salud (OMS) que advierte de que siempre ha sido inferior al 10 por ciento.

La dolencia causa una llamativa erupción en la piel y la letalidad en los brotes registrados en África asciende a entre un 1% y un 10% de los afectados, especialmente entre los niños pequeños, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los síntomas de la viruela del mono están fiebre superior a los 38.5 grados, dolor de cabeza intenso, dolores musculares y en las articulaciones e inflamación de los ganglios linfáticos.

Desde que la OMS confirmara ayer martes de un caso de viruela símica en el Reino Unido, en las últimas horas se ha alertado de varios casos sospechosos también en Portugal y España (8 casos en Madrid).

En los países desarrollados, donde apenas ha habido brotes, se considera que la mortalidad sería mucho menor debido a las mejores condiciones de salud de la población y los servicios sanitarios disponibles.

¿Cómo se contagia?

La viruela del mono es transmitida a las personas por diversos animales salvajes, como roedores y primates, pero tiene una propagación secundaria limitada a través de la transmisión de persona a persona. En los casos iniciales, la infección se produce por contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados.

La transmisión secundaria o de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión.

La transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección. La infección se transmite asimismo por inoculación o a través de la placenta (viruela símica congénita).

Peligrosidad:

Desde el punto de vista clínico, la viruela del mono es semejante a la viruela; no obstante, las lesiones cutáneas suelen manifestarse en brotes y las adenopatías son más frecuentes. Se puede producir una infección bacteriana secundaria de la piel y los pulmones (un herpesvirus, no un poxvirus) puede ser difícil.

La OMS destaca que la tasa de letalidad en los distintos brotes se ha situado por lo general entre el 1 y el 10%, y la mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños. En general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela símica.

Durante los brotes de viruela símica, el contacto estrecho con otros pacientes constituye el factor de riesgo más importante de infección. La OMS recomienda evitar el contacto físico estrecho con las personas infectadas por el virus de la viruela símica. Y en las zonas endémicas debe focalizarse en evitar cualquier contacto con roedores y primates y, en segundo lugar, limitar la exposición directa a la sangre y la carne, y cocinarlos a fondo antes de consumirlos.

Tratamiento:

La OMS advierte de que no hay tratamientos ni vacunas específicas contra la infección por el virus de la viruela símica, aunque se pueden controlar los brotes. En el pasado, la vacuna antivariólica demostró una eficacia del 85% para prevenir la viruela símica. Sin embargo, la vacuna ya no está accesible al público, puesto que se suspendió su producción tras la erradicación mundial de la viruela. Con todo, la vacunación antivariólica previa puede contribuir a que la evolución de la enfermedad sea más leve.

Brotes actuales

La mayoría de los brotes se han producido en la República Democrática del Congo, aunque desde su aparición en 1970, se han dado casos esporádicos en otros países dentro y fuera del contienen africano.

FUENTE DIARIO LIBRE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias