Salud

¿Qué implica la emergencia internacional emitida por la OMS debido al coronavirus?

Ante el rápido avance que registra el coronavirus en China y su propagación a otros países, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró este jueves una emergencia sanitaria internacional. Muchos se preguntan qué implica ello y cómo los países deben actuar en estas circunstancias.

Lo primero a saber es que, el organismo declara la referida alerta luego de la reunión de los Comités de Emergencias, constituidos por expertos internacionales que asesoran al director de la OMS sobre el punto de vista técnico en el contexto de una “emergencia de salud pública de importancia internacional” (ESPII), indica la entidad en su página de internet. La reunión de hoy en la que se declaró la emergencia estuvo compuesta por 15 expertos.

El propósito de declarar la emergencia consiste en ayudar a la comunidad internacional a prevenir y dar respuesta a los riesgos graves para la salud pública que puedan cruzar fronteras y amenazar a la población mundial.

La OMS dice que la finalidad y el alcance del RSI (2005) o Reglamento Sanitario Internacional consiste en prevenir la propagación internacional de enfermedades y proporcionar protección frente a ellas, controlarlas y darles una respuesta de salud pública, todo ello de forma proporcional a los riesgos que supongan para la salud pública y evitando interferencias innecesarias con los viajes y el comercio internacionales.

El Reglamento Sanitario Internacional (2005), o RSI (2005) es un acuerdo internacional jurídicamente vinculante suscrito por 196 países, entre los que se encuentran todos los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala la entidad. Se activó en 2002 luego de presentarse el Síndrome Agudo Respiratorio Severo SARS.

Unas personas usando un cubrebocas caminan por una estación de metro desierta en Shanghai, China, el domingo 26 de enero de 2020, mientras persiste el temor por el coronavirus. AP
Unas personas usando un cubrebocas caminan por una estación de metro desierta en Shanghai, China, el domingo 26 de enero de 2020, mientras persiste el temor por el coronavirus. AP

La OMS indica que una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) se define, en el RSI (2005), como “un evento extraordinario que, de conformidad con el presente reglamento, se ha determinado que constituye un riesgo para la salud pública de otros estados a causa de la propagación internacional de una enfermedad, y podría, exigir una respuesta internacional coordinada”.

Ello implica que la situación puede ser: grave, súbita, inusual o inesperada; tiene implicaciones que van más allá de las fronteras del Estado afectado y puede necesitar una ayuda internacional inmediata.

Su alcance

La alerta declarada no implica restricciones de viajes ni de comercio y tampoco busca “estigmatizar” a China, país donde se originó la enfermedad. Al día de hoy se han registrado 170 muertes (en la provincia de Hubei) y más de 7,800 contagiados.

La declaración, generalmente, está acompañada de medidas específicas en puertos, aeropuertos y cruces terrestres para limitar la propagación de los riesgos para la salud a los países vecinos, y para evitar restricciones injustificadas para que el tráfico y la interrupción del comercio se mantenga al mínimo, indica de su lado la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su página de internet.

Sobre este punto, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dijo hoy que, el alerta se declaraba “no por lo que está ocurriendo dentro de China, sino por la situación en otros países, y porque (el coronavirus) podría extenderse a lugares con sistemas sanitarios más débiles”. También especificó que no supone necesariamente límites al transporte o el comercio con China.

Expresó también que busca un mayor apoyo a los países menos desarrollados y con sistemas de salud insuficientes para detener posibles casos, y significaba una llamada a que la comunidad internacional acelere la investigación en tratamientos y vacunas.

Explicó, además, que con ella se busca “combatir los rumores y la desinformación” y subrayó que “es el momento de la solidaridad, no del estigma” hacia China.

Adhanom Ghebreyesus estuvo esta semana en Pekín y se reunió con el presidente chino, Xi Jinping, para analizar el avance de la epidemia.

En la década pasada solo se habían declarado cinco emergencias
  1. El virus del H1N1 que causó una pandemia en 2009.
  2. La epidemia de casos de polio en 2014, que después de haber estado casi erradicada se consideró como un evento inesperado.
  3. La crisis del ébola en el oeste de África en 2014, la cual causó muchas muertes.
  4. La epidemia del virus del Zika en 2016, enfermedad que afectó múltiples países, incluyendo la República Dominicana.
  5. El brote de ébola en la República Democrática del Congo que comenzó en 2018. Declarado emergencia en 2019.
Países afectados
  1. China territorial: 7736 casos (99%)
  2. Tailandia: 14 casos
  3. Hong Kong: 10 casos
  4. Japón: 11 casos
  5. Estados Unidos: 5 casos
  6. Australia: 7 casos
  7. Macau: 7 casos
  8. Taiwan: 8 casos
  9. Singapur: 10 casos
  10. Corea del Sur: 4 casos
  11. Malasia: 7 casos
  12. Francia: 5 casos
  13. Canadá: 3 casos
  14. Vietnam: 2 casos
  15. Camboya: 1 caso
  16. Alemania: 4 casos
  17. Sri Lanka: 1 caso
  18. India: 1 caso
  19. Nepal: 1 caso
  20. Emiratos Árabes Unidos: 4
  21. Filipinas: 1 caso
  22. Finlandia: 1 caso

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba