Salud

¿Qué se puede esperar en el sector Salud en este 2024?

El término salud ya no se limita al buen estado corporal, sino que trasciende a un estado generalizado de bienestar, que incluye el equilibrio mental y emocional.

Diario Libre conversó con el consultor Javier Marín, director para Latinoamérica de Cuidados de Saludde la firma Llorente y Cuenca (LLYC), quien habló sobre las tendencias que se esperan para este 2024 desde la perspectiva de la investigación y desarrollo de medicamentos, incluyendo avances en Inteligencia Artificial, aprobación de nuevas vacunas y reafirmación de la tendencia al autocuidadodel paciente.

El primer punto que Marín destacó va encaminado a una “mayor descentralización”, con un enfoque de salud más personalizado y sostenible, donde el propio paciente se ocupa en mayor proporción de su autocuidado, tendencia que creció con el surgimiento de la pandemia por COVID-19.

 “Las personas que buscaron temas de salud en Google aumentó muchísimo desde la pandemia”, apuntó. Se estima que el 40 % de las personas realiza consultas en internet antes de comprar algún medicamento de venta, según resalta el Healthcare Forecast 2024, documento que Marín elaboró junto a Georgina Rosell, directora de Salud de LLYC en Europa.

Esto quiere decir que, “el paciente no se queda con lo que le dice el médico, quiere conocer los procedimientos, saber cómo funciona el medicamento y si existen otros tipos de medicamentos”, aseguró a través de una videollamada.

Para Marín, autocuidarnos implica buscar “una salud más integral, bienestar físico, emocional, cómo me siento, cómo me veo, bienestar psicosocial y financiero, que elimina el stress y nos mejora la vida diaria”. 

La teoría que se proyectará durante los siguientes 12 meses es “One health (una sola salud)”, reconociendo la interconexión entre la salud humana, animal y ambiental, trascendiendo el simple estudio de la transmisión de enfermedades entre animales y humanos, es una visión integral que también abarca la economía, el medio ambiente y la seguridad alimentaria.

También se le prestará mayor atención a los cuidadores y su rol en el mejoramiento de la salud de los pacientes, por ser una fuente de apoyo emocional, asistencia física, coordinación de la atención médica y supervisión de la adherencia al tratamiento del paciente, muchas veces, encamado, lo que le impide valerse por sí solo.

Más tecnología

Asimismo, indicó que la hoja de ruta de los sistemas de salud serán más colaborativos, con mejores diagnósticos y que, gracias a la tecnología, llegarán los resultados más rápido y más certeros al paciente.

Esto dará lugar a la creación de “modelos innovadores de acceso, un modelo más preventivo que curativo, que permitirá que los pacientes no lleguen tan malos al hospital, con una salud tan deteriorada y que el paciente solo llegue a ser hospitalizado cuando lo requiera, en casos extremos”.

Javier Marín. (FUENTE EXTERNA)

De igual modo, se traduce en una reducción del gasto de bolsillo del paciente porque al obtener los diagnósticos con menos pruebas y viajes a los centros médicos, pude iniciar cuanto antes el tratamiento necesario.

Las alianzas público-privadas son fundamentales para mantener la estructura colaborativa dentro de los sistemas de salud.

Vacunas

Para Marín, las vacunas son “una de las acciones de Salud Pública más importante que tenemos, se previenen muchas enfermedades y las campañas de vacunación tienen que ser cada vez más extensas”.

Para nadie es un secreto que durante el encierro por la pandemia se interrumpieron los esquemas de vacunación a nivel mundial, tanto en niños como en adultos, creando temor dentro de la comunidad de infectólogos por el posible resurgimiento de enfermedades que en las últimas décadas se han mantenido controladas a base de una buena cobertura en la población, tal es el caso del sarampión o la difteria.

“Habrá cada vez más vacunas a las que podamos tener acceso en el mercado privado y que nos permitan estar mucho más sano”, adelantó.

Un ejemplo de esto es la nueva vacuna bivalente de Pfizer que desde el pasado mes de diciembre ya es de venta libre en las farmacias de México, país de donde el consultor es originario.

“Esperemos que esto pase en Latinoamérica en muy corto plazo”, deseó el especialista.

Otras vacunas que se prevé entrarán dentro del libre mercado son: la vacuna contra el herpes zoster, la vacuna contra la influenza y contra el papiloma humano, esta última, vital para lograr que el cáncer cervicouterino sea el primer cáncer en ser erradicado con procedimientos preventivos.

“¡Imagínate los costos que se ahorra el sistema de salud al no tener que tratar a pacientes con este tipo de cáncer!”, exclamó.

Inteligencia Artificial

Gracias a la Inteligencia Artificial, se podrán hacer modelos predictivos para segmentar el análisis de grupos de población y hacer intervenciones antes de que se desarrollen las enfermedades.

“Ayuda a ir conociendo la tendencia de cada uno de los pacientes”, afirmó.

Según sus declaraciones, Marín augura una mayor incorporación de relojes inteligentes que midan el pulso y la oxigenación del paciente y que envíen esos datos a un proveedor de salud para ir creando el perfil y las predicciones de esa persona.

Estos aparatos serán útiles para modificar la dieta y los ejercicios, midiendo la glucosa, cuánto tiempo duran los picos de azúcar y así aprovechar la energía que dan los carbohidratos, quemando el exceso de calorías, contrarrestando las ganas de dormir que siente el cuerpo cuando tiene exceso de glucosa en la sangre.

En este 2024 seguirá mejorándose la práctica de “cirugías asistidas a larga distancia, avances en cirugías con cámara que incluso están sistematizados en algunos hospitales”.

“Ya hay robots que reducen cirugías de 17 horas, muy complejas, a tres horas”, subrayó Marín.

La formación y especialización de los médicos en el campo de la robótica llevará a la creación de Centros de Innovación, para que los galenos se actualicen e intervengan a sus pacientes con técnicas cada vez menos invasivas y eficaces.

En el ámbito de la telemedicina, se vuelve indispensable el matrimonio entre big data y la inteligenciaartificial (IA).

“La recopilación en tiempo real de datos de pacientes permite consultas virtuales más informadas, diagnósticos a distancia y seguimientos efectivos”, resalta el informe.

Desestigmatizar las enfermedades mentales 

En 2020, con la pandemia, el porcentaje de trastornos mentales se incrementó de forma exponencial. (FUENTE EXTERNA)

Desestigmatizar las enfermedades mentales se ha convertido en una prioridad en términos de saludpública y bienestar social. 

De acuerdo con la OMS, en 2019, una de cada ocho personas sufría algún tipo de trastorno de saludmental.

La crisis sanitaria, sumada a otros determinantes y/o factores psicológicos, biológicos, sociales, económicos, geopolíticos y ambientales como la pobreza, la violencia, la desigualdad y la degradación del medio ambiente, hace que hoy en día el riesgo de sufrir trastornos mentales sea más prevalente que hace unos años.

Reuniones globales

Especialidades como oncología, hematología e inmunología harán foros y congresos internacionales donde se esperan anuncios globales sobre grandes avances en los tratamientos.

Un adelanto es el estudio sobre la vacuna contra el cáncer de mama, que todavía se encuentra en fase 1.

“Pero son estudios esperanzadores”, remarcó Marín.

En promedio, un medicamento tarda cuatro años en llegar al público luego de completar la fase de estudios y autorizaciones.

“Imagina un paciente con cáncer que necesite el medicamento ahora, cuando llegue, el paciente ya no va a estar”, agregó.

Otra tendencia para 2024 es que se van a popularizar las pruebas moleculares que determinan la posibilidad del paciente a desarrollar alguna enfermedad en cierta cantidad de años, medicina personalizada que corrigen tu mapa genético.

El consultor reconoció que son análisis caros, pero, con las colaboraciones público-privadas puede ampliar el rango de acceso para pacientes de todas las clases sociales.

Diabetes

Los medicamentos para la diabetes están cada vez más actualizados. (FUENTE EXTERNA)

En cuanto a la diabetes, Marín indicó que la medicina ha avanzado bastante en las últimas dos décadas, incluyendo otros componentes que junto a la metformina protegen órganos internos como riñones, estómago y corazón.

“No se busca que el paciente dependa de un medicamento para toda la vida”, acotó.

El especialista insistió en que la clave para una buena salud preventiva está en la modificación en los factores que llevan a obesidad y sobrepeso, problemas de hipertensión y diabetes.

Estos factores son: reducir el consumo de alcohol, eliminar el consumo de tabaco, evitar la vida sedentaria con un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicios, junto a una alimentación balanceada, rica en proteínas.

Para 2024, se espera que las campañas educativas que sean bidireccionales y no las campañaspublicitarias tradicionales, sino que lleguen donde realmente están las personas y por los canales actuales que utilizan.

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba