Internacionales

Raphy Pina irá a juicio por cargos de posesión ilegal de armas

La fiscalía federal anticipó que en el juicio se usarán las llamadas telefónicas interceptadas por el FBI

ESTADOS UNIDOS.- El productor Rafael “Raphy” Pina Nieves enfrentará juicio a partir del próximo lunes, 13 de diciembre por cargos de posesión ilegal de armas.

“Vamos a juicio el 13″, acotó el juez Francisco Besosa, luego de que escuchar a las partes durante una conferencia con antelación a juicio en el Tribunal Federal de Hato Rey.

Previamente, Besosa había preguntado si había alguna posibilidad de un acuerdo entre la defensa y la fiscalía federal.

“La defensa ha rechazado la contraoferta del Ministerio Público”, contestó la fiscal María Montañez Concepción.

Del expediente del caso se desprende que en agosto pasado la fiscalía federal informó que para ese momento la representación legal de Pina Nieves había rechazado la primera oferta y le habían planteado la posibilidad de que consideraran presentar una contraoferta.

Pero la abogada María Domínguez, quien representó a Pina Nieves en aquel momento, adelantó que el caso se dirigía a juicio.

En octubre pasado la fiscalía federal estimó que el juicio duraría siete días, periodo en el que sentaría a declarar a nueve testigos.

Un gran jurado federal acusó a Pina Nieves en agosto de 2020 por supuestamente poseer armas de fuego, municiones y una pistola modificada para disparar de forma automática pese a ser una persona convicta, lo que está prohibido bajo las leyes federales.

El licenciado Francisco Rebollo, quien se unió al equipo legal de Pina Nieves, solicitó que se le entreguen las transcripciones con tiempo para poder revisar si las traducciones al inglés están correctas.

A su vez, la fiscal informó que para el 3 de diciembre presentará la designación de “expertos” que testificarán en el juicio, que tendrá un componente técnico para tratar de establecer la relación de las armas con Pina Nieves.

En una vista anterior, la fiscalía anticipó que el experto declarará sobre la capacidad automática del arma ocupada y de “huellas dactilares”.

De inmediato, la defensa de Pina Nieves informó al tribunal que habían contratado los servicios de expertos en “DNA (material genético) y huellas dactilares”.

La controversia sobre esas huellas fue una de las razones por las que se atrasó el juicio, que originalmente estaba pautado para octubre pasado.

En una moción sometida en septiembre, la defensa solicitó una posposición mientras las partes discutían “la “producción de documentos y datos relacionados a las pruebas de laboratorio realizadas a la huella dactilar supuestamente recuperada de la residencia bajo el nombre del señor Pina Nieves”.

“La evidencia es necesaria para que el experto de la defensa pueda realizar su función en el juicio y en preparación para el mismo”, agregó la defensa en una moción.

Además, la solicitud de posposición destacaba que necesitaba tiempo adicional para revisar los casi 9,000 artículos que figuraban en el descubrimiento de prueba, incluyendo “todas las llamadas telefónicas interceptadas”.

En la vista de hoy ante el juez Besosa, la fiscal Montañez Concepción afirmó que durante el juicio sí usarán las transcripciones de las llamadas telefónicas que fueron interceptadas por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Adelantó que esa evidencia será parte de la prueba que presentarán al jurado para demostrar con quién Pina Nieves se estaba comunicando para hablar sobre las armas que poseía de forma ilegal.

En una moción sometida en mayo pasado, la defensa de Pina Nieves indicó que en febrero de este año solicitó al tribunal que se suprima toda la evidencia “que fue obtenida como resultado de una intervención ilegal a la línea telefónica”.

La fiscalía federal respondió oponiéndose a la petición de Pina Nieves, pero esa moción estaba sellada. En cambio, en mayo pasado los abogados del productor pidieron en una moción pública que el tribunal le concediera tiempo adicional para replicar a la oposición de la fiscalía.

En esa moción, la defensa del acusado planteó que la oposición de la fiscalía se basa en “documentos que no le han sido provistos al señor Pina Nieves”.

“Primero, en la página 20 se hace referencia al ‘Informe del Historial de Sesiones para la llamada interceptada 121′”, indicó la moción de la defensa.

Agregó que, en segundo lugar, “la moción (en oposición) de la fiscalía indica que ‘otras llamadas interceptadas revelan que las armas de fuego estaban escondidas dentro de una bóveda en la residencia del acusado’”.

“La fiscalía solamente le ha provisto (información de) cuatro llamadas interceptadas”, ninguna de las cuales parecen apoyar esa declaración (sobre las armas)”, abundó.

La defensa también indicó que, según la moción de la fiscalía apoyando la evidencia, “la traducción de la llamada 121 será sometida. Presumimos que esto es porque la fiscalía está en desacuerdo con nuestra traducción certificada (de la llamada). Sin esa traducción, el señor Pina Nieves no puede responder responsablemente a los argumentos de la fiscalía”.

Por su parte, la fiscal Montañez Concepción respondió que no era necesario un descubrimiento de prueba adicional.

“(La información de) las llamadas telefónicas interceptadas entregada previamente como parte del descubrimiento de prueba reflejan lo que la fiscalía argumentó en su respuesta: la bóveda en la residencia del acusado contenía armas de fuego”, indicó Montañez, en una moción sometida el pasado 3 de junio.

“No se necesita presentar grabaciones adicionales, ya que la (moción de) respuesta en oposición a la moción de supresión argumenta y se relaciona específicamente a la llamada interceptada número 121″, añadió.

Luego, en otra moción sometida en junio, la defensa indicó al tribunal que estaba redactando una respuesta a la fiscalía sobre los “argumentos equivocados del Ministerio Público con respecto a la causa probable y necesidad para la interceptación telefónica”.

Después de argumentaciones adicionales, de forma sellada, el juez Besosa denegó en agosto la petición de supresión, por lo que fiscalía sí podrá usar las llamadas interceptadas como evidencia en el juicio contra Pina Nieves.

Agentes del FBI allanaron el 1 de abril de 2020 una residencia en la urbanización Caguas Real propiedad del productor.

De acuerdo con el pliego acusatorio, agentes federales encontraron que Pina Nieves, a sabiendas de que fue convicto de un crimen castigable por una sentencia en prisión mayor a un año, poseía una pistola Glock modelo 19 de 9 milímetros (mm), otra pistola Smith & Wesson SD40 calibre .40 y 526 municiones de distintos calibres.

Los oficiales encontraron, además, que la pistola Glock 19 fue modificada para funcionar como un arma de fuego automática, capaz de disparar más de una bala al apretar el gatillo.

Fuente: Listín Diario

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias