Reporte Ciudadano

Reclaman intervención de puente que se desplomó en Santiago

Cientos de personas son afectadas por el derrumbe que pone en riesgo sus vidas

 

Conductores del sindicato de choferes del distrito municipal de La Canela reclamaron la reconstrucción del puente de la localidad Hatillo, en la carretera principal, en Santiago, el cual colapsó parcialmente supuestamente cuando sus bases cedieron a las corrientes de un arroyo subterráneo.

El derrumbe pone en riesgo la vida de cientos de personas que son transportadas por esa vía en los autobuses del sindicato.

El secretario general de la organización choferil, Ydhanny Fermín, dijo que tras una reunión con el encargado de asfalto de la dirección regional del Ministerio de Obras Públicas en Santiago, Jefrey Infante, dieron un plazo de dos semanas para que la estructura, que empezó a desplomarse desde el 24 de septiembre pasado, sea reconstruida.

‘’No podemos aguantar más, la vida no tiene precio’’, indicó el sindicalista, quien advirtió que, si en el plazo otorgado Obras Públicas no disminuye los riesgos en el puente, paralizarán el transporte. ‘’Es que tenemos miedo que llegue el agua y eso se termine de derrumbar’’, subrayó.

El tramo defectuoso de la principal carretera de acceso en La Canela es el que atraviesan a diario los moradores de Piedra Gorda, Platanal Afuera, El Tunel, Capilla, para llegar a sus viviendas. Desde esas comunidades, se unen con Los Cerritos, Batey La Canela y Hatillo, a través de la vía.

El derrumbe del puente de la localidad Hatillo, en la carretera principal, en Santiago, el cual colapsó.

El camino, ahora angosto por el derrumbe que desplomó más de la mitad de la carretera, conecta a la provincia Santiago con Guatapanal, en Mao, provincia Valverde, una alternativa que ahorra tiempo en mucho menos kilómetros de distancia y, por ende, combustible.

El motorista Domingo Ozoria dice que su trabajo como vendedor de escobas le obliga a utilizar la vía para llegar a Santiago desde Piedra Gorda, y vender su mercancía.

‘’Una vez me quedé a dormir en Santiago porque por ahí bajaba eso, oiga’’. Se refiere así Ozoria al torrente que se desbordó debajo del puente, amenazando con desplomar el pasadero, tras varias horas de lluvias, semanas atrás.

El hombre se queja de que inspectores de Obras Públicas solo llegan a observar y planificar y no inician la construcción del puente.

Las condiciones en que se encuentra el pasadero, empujaron a los conductores a impedirle el paso a los vehículos pesados, pero estos continúan atravesando la vía, a pesar del peligro.

El desplome del tramo provocó el derrumbe de la pared perimetral de una propiedad privada, en cuyo interior hay guineos sembrados.

Por:  Yomaira del Rosario / Diario Libre

 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba