Nacionales

Recomendación de juicio político a miembros de la Cámara de Cuentas quedó en el olvido

SANTO DOMINGO.- Seis meses han transcurrido desde que la comisión especial designada por la Cámara de Diputados para investigar los conflictos a lo interno de la Cámara de Cuentas, rindió un informe en el que se recomendó juicio político contra los cinco titulares del órgano fiscalizador, sin que el mismo haya sido debatido en el hemiciclo pese haber sido colocado en agenda.

De acuerdo a la comisión investigadora los miembros del pleno del ente regulador de los recursos del Estado incurrieron en faltas graves de manera individual y colectiva por lo que hicieron dicha recomendación.

Pero a pesar de todo el revuelo que causó el caso luego de que el propio presidente del organismo, Janel Ramírez, reveló que se habían cometido una serie de irregularidades en ese organismo y cuyo tema por más de tres meses ocupó la agenda tanto del Congreso Nacional como de los medios comunicación, hoy todo se quedó en el olvido.

La comisión especial apoderada del caso realizó intensos debates que matizaron el ambiente por días en el órgano legislativo, largas horas de trabajo y se logró con altas y bajas obtener un informe que recomendaba el juicio político contra los cinco jueces de la Cámara de cuentas.

El revuelo después de eso no se hizo esperar y varios legisladores incluidos miembros de la propia comisión rechazaron la decisión y aseguraron que no existían elementos suficientes para los miembros de la Cámara de Cuentas fueron destituidos mediante un juicio político.

Quienes se opusieron señalaron, además, que ese informe se había hecho sin contar con el respaldo de la mayoría de la comitiva.

En ese sentido, la oposición jugó su papel y se mantuvo firme en rechazar el resultado de la investigación frenando de esa manera el debate en la Cámara de Diputados.

La Cámara de Diputados tendría la facultad de validar o no un eventual juicio político y remitirlo al Senado de la República, pero no se contó con los votos suficientes, a pesar de que el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y sus aliados en la Cámara Baja son mayoría.

Y es que para que esto se aprobara se requería de una mayoría especial, es decir, de las dos terceras partes de la matrícula del órgano legislativo que serían 127 de 190 diputados que la conforman.

El juego quedó trancado y ha pasado medio año desde entonces y el tema ni se menciona en el Congreso Nacional.

Al conversar con Rogelio Alfonso Genao Lanza, que fue el diputado que presidió la comisión especial, declaró que aún no cuentan con los votos suficientes para que el informe pase y los miembros de la entidad fiscalizadora sean sometidos a un juicio político.

Genao Lanza explicó que el tema fue politizado, tomando la oposición una postura radical al respecto, razón por la cual el informe no se debatió porque no iba a pasar y «entendemos que el liderazgo del Congreso ha dejado eso sobre la mesa».

En el informe se acusó al presidente del órgano extrapoder Janel Ramírez; Elsa María Catano, vicepresidenta; Tomasina Tolentino, secretaria y a Mario Arturo Fernández y Elsa Peña, miembros de ocultar auditorías, alterar actas, usurpar funciones, nombrar personal de forma irregular, entre otras anomalías.

Una vez se calmaron las aguas, el tema no se ha vuelto a mencionar y al parecer todo se quedará en intenciones de sancionar a quienes integran uno de los órganos delicados del Estado dominicano.

Fuente: el Nuevo Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba