Europa

Reino Unido reforma su criticado servicio a menores con disforia de género

Estos centros estarán asociados a prestigiosos hospitales infantiles e instituciones académicas

La única clínica en el Reino Unido dedicada a atender a menores con presunta disforia de género cerrará en la primavera de 2023 y será sustituida por centros regionales con profesionales de varios campos que garanticen un servicio «más holístico» a los pacientes.

Esta es la decisión tomada por la autoridad sanitaria NHS England en respuesta al informe preliminar publicado el pasado febrero de la doctora Hilary Cass, quien halló graves deficiencias en el Servicio de Desarrollo de Identidad y Género de la clínica de Tavistock, en Londres, tras varias denuncias de afectados y empleados.

NHS England explica en un comunicado que, como primer paso para la transformación de su servicio a los menores de 18 años, pondrá en marcha un nuevo centro en Londres y otro en Manchester (norte de Inglaterra), en los que habrá profesionales de varios ramos, incluidos psiquiatras, pediatras y especialistas en autismo y neurodiversidad.

Estos centros estarán asociados a prestigiosos hospitales infantiles e instituciones académicas para contar con los últimos avances en las investigaciones de género, a fin de poder valorar adecuadamente, por ejemplo, cuándo empezar los tratamientos bloqueadores de la pubertad.

NHS England encargó el informe a Cass en septiembre de 2020, después de «detectar un marcado incremento del número de pacientes derivados» por los médicos de cabecera, que pasaron de 250 en 2011-12 a más de 5.000 en 2021-22, provocando largas listas de espera.

Además, se notó un cambio en el tipo de niños y adolescentes que solicitaban el servicio, con un «aumento de los que habían sido registrados como mujeres al nacer» y de los casos «con neurodiversidad y otros problemas de salud mental».

Varias personas habían denunciado además que algunos practicantes de la clínica de Tavistock, fundada en 1989, recetaban tratamientos prematuramente y sin el necesario fundamento, algo que fue revelado en junio de 2020 por el programa Newsnight de la BBC.

Cass concluyó en su análisis interino que «no es viable ni seguro» tener una sola clínica especializada para todo el Reino Unido y que el actual modelo de tratamiento ponía a los jóvenes en riesgo de «estrés e impactos en su salud mental».

El grupo de defensa del colectivo LGBTQ Stonewall saludó la apertura de nuevos centros para abordar las «inaceptables» listas de espera.

Por su parte Keira Bell, quien demandó a la clínica londinense, vio positivo su cierre «para que a otros niños no sigan el mismo camino» que ella, ha declarado a la BBC.

Bell se querelló al considerar que los médicos no habían cuestionado lo suficiente su decisión de cambiar de sexo de mujer a hombre, de la que después se arrepintió.

DISFORIA DE GÉNERO

Se trata de la sensación de incomodidad o angustia que pueden sentir las personas cuya identidad de género difiere del sexo asignado al nacer o de las características físicas relacionadas con el sexo. Solo se diagnostica cuando la incongruencia entre el género de nacimiento y la identidad del mismo sentida es marcada y causa angustia significativa y/o deterioro funcional significativo.

En términos médicos se trata con terapia hormonal, como la de feminización o de masculinización o con cirugía, como de feminización o de masculinización para cambiar el pecho, los genitales externos, los genitales internos, los rasgos faciales y el contorno corporal.

 

 

 

FUENTE EFE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias