Diversas ( NO UTILIZAR )

Renuncia jueza de Tribunal de Trabajo de La Vega por presunta violación a su dignidad

Una jueza del Tribunal de Trabajo de La Vega, que en septiembre del 2018 fue denunciada por supuestamente haber recibido dinero para emitir una sentencia, renunció a sus funciones este lunes, alegando que el Consejo del Poder Judicial la trasladó de manera discriminatoria.

La jueza presidenta del Tribunal de Trabajo de La Vega, Odri Reyes Núñez, expresó que el Consejo del Poder Judicial le vulneró su dignidad al designarla como suplente de la Cámara Civil y Comercial, una jurisdicción diferente de la cual desarrolló durante 21 años.

Reyes Núñez explicó que realizó diferentes esfuerzos para que la Suplencia Horizontal se realice como establece la Ley, pero al final le impusieron el traslado a una jurisdicción distinta. Expresa que su traslado no debió ser a una jurisdicción diferente, sino que debió realizarse en la jurisdicción de Trabajo.

“Renuncio a mi puesto porque no estoy de acuerdo con la suplencia horizontal, y establecimiento de pares y no estoy de acuerdo con la forma en la que se ha dispuesto en este departamento judicial de La Vega”, dice la comunicación.

Consideró que este tipo de suplencias viola una serie de principios legales, que dijo no podría expresar detalles en la carta de renuncia.

La denuncia de 2018

En septiembre de 2018, una pequeña empresaria denunció que Odri Altagracia Reyes Núñez, la condenó a pagar más de un millón quinientos mil pesos a una exempleada que laboró para la denunciante por tres meses y 25 días.

Yeidry Reyes Luciano, la denunciante, dijo en un video que Reyes Núñez declaró inadmisibles las pruebas que depositó en el tribunal, depósitos de banco y pagos de seguridad social, donde hace constar que Salanyi Gertrudis Cruz Gómez trabajó para ella y devengaba un salario de RD$8,000 mensuales y no RD$40,000 como consta en la demanda instrumentada por los abogados José Miguel Tejada Almonte y Juan Tejada Almonte, haciendo constar que fue despedida injustificadamente y que además, no se le pagaron sus prestaciones laborales ni vacaciones.

“Esta jueza, Odri Altagracia Reyes Núñez, da un fallo, donde lo primero que ella hace es declarar inadmisibles todos mis documentos. Gracias a que se declararon inadmisibles, yo recibí un fallo de una jueza que teniendo a una persona que no sometió ninguna prueba más que simplemente el poder de los abogados y el testimonio de Solangi Gertrudis, y la jueza falló a favor de ella, usted sabe por cuánto, RD$1,667,995.37”, relata la joven.

Por: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba