Cartas del Lector

Riesgo Abinader

Señor director:

Es una locura hacer siempre las mismas cosas y otra vez esperar resultados diferentes. Es simple, hay que asumir diferentes métodos para tener resultados distintos, por esta razón, no podemos votar por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y el Lic. Luis Abinader. Las esperanzas puestas en los líderes políticos tradicionales le ha costado muy caro al país, desde los inicios esperanzadores de Leonel Fernández, como luego de Hipólito Mejía, Danilo Medina y hoy es el mismo panorama que vemos en el economista y hombre de negocios Luis Abinader.

Hay datos verídicos que confirman que este no es el cambio, no se merece ni la confianza, ni el voto de los dominicanos que son dolientes del país. Primero, debemos de exponer que Abinader es más un seguidor de Leonel Fernández que de uno de los líderes más queridos y amados por el pueblo dominicano, el Dr. José Francisco Peña Gómez. En el año 1994, cuando el expresidente Dr. Joaquín Balaguer fue forzado a realizar elecciones presidenciales por fraude electoral, el partido Alianza Social Dominicana (ASD) “ el partido político fundado por la familia Abinader”, fue en coalición con el (PLD) y Leonel Fernández en contra del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y Peña Gómez.

Este partido (ASD) es la base donde nace el PRM, después que las diferencias entre Miguel Vargas Maldonado e Hipolito Mejía eran irremediables. Es importante notar, que los partidos políticos nacen usualmente de la divisiones entre sus dirigentes cuando los intereses personales están por encima del bien colectivo del país. Algunos ejemplos son: Juan Bosch y Juan Isidro Jimenes-Grullón en 1961. Este sistema de egocentrismo sigue creando divisiones por intereses y lo vimos recientemente en el partido de gobierno Partido de la Liberación Dominicana (PLD) entre Fernández y Medina le da nacimiento al partido La Fuerza del Pueblo (LFP).

Esto da a destacar que Luis Abinader nunca fue perredeista y que sus ambiciones personales estaban por encima de los ideales patrióticos del fallecido Dr. José Francisco Peña Gómez. Este comprueba de nuevo su deslealtad a los principios Peñagomistas, hoy cuando decide aliarse de nuevo con Leonel Fernández en un pacto político donde se han dividido el gobierno dominicano por la mitad.

Luis no puede ejercer un cambio e en el tema de la corrupción, cuando sus aliados son los políticos que han desfalcado el Estado. Este de ser presidente no puede promover un gobierno honesto, ni castigar o perseguir a los corruptos por sus compromisos y acuerdos políticos.

Atentamente,

Elvin Dominici

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close