Entretenimiento

Santiago Matías, el exitoso joven detrás de “Alofoke”

El empresario, nacido en el sector Capotillo, ha creado un poderoso emporio en la comunicación digital

Alofoke es un joven que no le corría a las controversias, pero a la vez inquieto, inteligente y muy capaz, cualidades que lo llevaron a crear un emporio en la comunicación digital y el entretenimiento. Santiago Matías es el hombre detrás de ese personaje, que piensa mucho en cada paso que da, porque tiene una empleomanía de más de 30 personas que dependen de lo que hace.

Por eso, hoy día toma las cosas con más tranquilidad, con más pausa, tratando de huirle a la controversia, pero lo que no cambia es la búsqueda constante que tiene Alofoke de hacer cosas nuevas.

Sus orígenes en la comunicación digital se remontan 12 años atrás, cuando tuvo la visión de crear un medio (Alofokemusic.net) que ligara la música con la farándula, y también el lado informativo y periodístico, en apoyo a la música urbana. Con su éxito en la web, en el 2013 dio el salto a la radio con “Alofoke Radio Show”, por Power 103.7, pasando luego a KQ 94.5 FM. En este espacio le acompañan ahora figuras como Jessica Pereira, Dj Nabil, El Chico Sandy y El Dotol Nastra.

“Iniciamos en lo digital y luego vamos a la radio en busca de expandir nuestro contenido. Siempre pensamos en ese equilibrio, entre la Internet y los medios convencionales, y ahí es que nace este programa de debate, porque quienes nos escuchan buscan básicamente el debate y entrevistas, no buscan escuchar música en Alofoke Radio, porque ya ha cambiado la forma de la gente consumir música”, afirmó.

Aunque reconoce que la FM le da un prestigio, porque “la radio es la radio”, su contenido está enfocado al consumo digital; producir contenidos para su canal en YouTube, donde las personas lo pueden consumir en el momento deseado.

Pero, ¿cuál es más rentable? Matías entiende que eso depende del tipo de programa. Aunque, en su caso, la fórmula ha sido lo digital, citando que otros proyectos similares desaparecieron, ya que las marcas no colocaban publicidad, en ese entonces.

Recuerda que los mismos se mantenían al aire con un formato de negocio diferente, ya sea promocionando artistas o haciendo shows en discotecas. “Vino YouTube y el mercado digital cambió (…) Entonces, proyectos como el de Alofoke son más viables por el contenido digital y no por los medios tradicionales.

Sostiene que uno de los problemas para mantener un programa fuera de las plataformas digitales, es que las agencias de publicidad pagan a los 60 o 90 días, “cuando tú tienes que resolverle al talento y los medios de manera mensual”.

Responsabilidad

Por su estilo particular y la fortaleza de sus plataformas, sus entrevistas y opiniones se vuelven tendencias, y aunque mantiene su esencia dirigida al entretenimiento, Santiago Matías quiso usar estos canales para hacer que los jóvenes se interesen por la política y otros temas de interés, entrevistando a los políticos. Así nació el espacio “Alofoke sin Censura”, el cual ha creado tendencias con figuras como el expresidente de la República, Hipólito Mejía; el candidato presidencial del PLD, Gonzalo Castillo, y la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño, entre otros.

Matías entiende que el 76% de los que consumen su contenido oscila entre los 18 y 35 años de edad, y a muchos de ellos no les interesa nada que tenga que ver con política o si hay un impuesto nuevo. Sin embargo, el empresario de la comunicación quiere que los muchachos se interesen por estos temas para que sean parte de los cambios políticos y sociales.

“Hoy veo a muchos jóvenes involucrados en esto (política), candidatos nuevos, algunos alcaldes son caras nuevas, y necesitamos eso, renovar el liderazgo, sin olvidar el liderazgo tradicional para tener un equilibrio en la República Dominicana…”, asegura Matías, quien hace un tiempo intentó ser parte de ese nuevo liderazgo político con una precandidatura a diputado, pero entendió que podía seguir colaborando a la sociedad desde la posición en la que está.

Blanco de ataque

En diversas ocasiones, Alofoke ha sido blanco de ataque, especialmente de comunicadores de larga trayectoria, que cuestionan su forma de entrevistar. Pero lejos de molestarle, asegura respetarlos, ya que sin ellos no existiría un periodismo fuerte, dinámico y con incidencia en la sociedad. “La bachata en un momento era criticada por los periodistas de farándula o algunas personas de la sociedad, porque no la entendían, luego llegó Aventura y le cambió la cara, la internacionalizó. Así la gente fue entendiendo esa manifestación cultural”, indicó.

“Yo creo que muchos comunicadores de larga data no han entendido que ha cambiado la manera de brindarle la información a las personas. Muchos de ellos ya usan Twitter, Instagram, Facebook y YouTube, saben que hay algo nuevo. Otros, a lo mejor, no se adaptaron y se quedaron en lo tradicional, pero tiene que existir de todo¨, sostiene.

Labor social

Su forma más conocida de cumplir con la responsabilidad social, ha sido sirviendo de canal para ayudar, tanto a artistas urbanos como a representantes de diferentes sectores. Entiende que su sensibilidad es el fruto de venir de un barrio como Capotillo, donde creció en medio de las necesidades. “Sentimos mucha satisfacción cuando podemos ser un túnel para prestar una ayuda, para cambiar una vida. Este es el mejor sentimiento de todo esto, porque uno viene de ahí y no sabes si volverás ahí. Hay que mantenerse humilde y siempre de la mano de lo mejor para aportar al barrio”, sostiene Santiago Matías.

Su familia se preocupó porque estudiara

Matías se matriculó en la universidad e hizo algunos trimestres de Ingeniería en Sistemas, pero al entender que no era lo suyo, abandonó la carrera. No obstante, lo aprendido a corta edad, como el inglés y la computación, a iniciativas de su madre, lo ayudaron a tener éxito como emprendedor. “Mi madre se preocupó porque estudiara, porque me preparara, luego de eso he podido viajar a muchos países, conocer diferentes culturas y me mantengo al día viendo documentales, muchas noticias de actualidad y eso ha hecho que maneje algunos temas que a lo mejor otros colegas no manejan”, sostiene.

Valora el hecho de que su madre lo tuvo a los 15 años de edad, y que su abuela y su tía jugaron un papel fundamental en esa parte tan delicada de sus vidas. Dijo que al crecer en una familia de mujeres, tiene mucho respeto y cariño por la mujer.

Nueva era
“La tecnología ha permitido que una persona con una idea, respeto, disciplina y constancia, pueda tener éxito”.

Su filosofía
“No basta sólo la inteligencia, siempre tienes que tener esa hambre de querer hacer las cosas”.

Wendy Almonte/ El Caribe 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba