Justicia

Separan y aplazan medidas de coerción a cuatro imputados en Operación Falcón

El juez Cirilo Salomón Sánchez, de la Oficina Judicial de Atención Permanente de Santiago, separó las audiencias de solicitud de medidas de coerción contra cuatro de los imputados en la supuesta red de lavado de activos y narcotráfico desmantelada en la Operación Falcón.

Asimismo, el magistrado Sánchez aplazó para el 1 de octubre a las 3:00 de la tarde la solicitud de medidas de coerción presentadas por el Ministerio Público en contra de los hermanos Alberto de Jesús Polanco (El Prieto) y Alberto Enmanuel de Jesús Polanco (Many), así como en contra de Enerio Rafael Sandoval Valdez.

Mientras que la medida de Juan Carlos Mosquea Eduardo será conocida el lunes 13 de octubre a la 9:00 de la mañana.

El Tribunal tomó la decisión de aplazar las audiencias y separar las medidas tras acoger un pedimento presentado por los abogados de las defensas.

Carlos Villanueva, representante legal de Mosquea Eduardo, dijo que hicieron el pedido debido a lo extenso que es el expediente acusatorio presentado por el Ministerio Público.

A su juicio, es imposible estudiar en 10 días lo que a las autoridades les tomó 10 años investigar.

Solicitud

El Ministerio Público solicita que se le imponga prisión preventiva de 18 meses a los cuatro imputados que fueron presentados la noche de hoy ante el tribunal.

Además, el órgano solicita que el caso se declare complejo.

La fiscal Surelis Jáquez, en representación del Ministerio Público, expresó su desacuerdo con la decisión del Tribunal tras asegurar que las defensas han tenido tiempo suficiente para presentar sus alegatos.

La magistrada Jáquez aseguró que la estrategia de alargar el proceso es propia del crimen organizado.

Indicó que el Ministerio Público cuenta con pruebas contundentes que vinculan a cada uno de los encartados a la organización criminal.

Durante la audiencia, el Ministerio Público también estuvo representado por los fiscales Yeny Lizardo, Emmanuel Ramírez, Newtón López, Surelis Jáquez y Andrés Mena.

La acusación del Ministerio Público establece Erick Randhiel Mosquea Polanco, conocido también como Rodolfo Beltrán, El Sony 7, El Chiquito, El Hombre y/o Chite, quien se encuentra prófugo al igual que otros implicados, es el cabecilla de la red de lavado de activos del narcotráfico desmantelada con la Operación Falcón.

La audiencia, igual que las realizadas al primer grupo de 23 imputados, fue celebrada en la sala del Primer Tribunal Colegiado por falta de espacio en el de Atención Permanente.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba