Nacionales

Sequía agrava crisis en sectores agrícola y ganadero de la Línea

La falta de lluvia en la zona ocasiona que parceleros afecten los ríos para uso del agua

Montecristi.- A la muerte de al menos mil 400 vacas y daños a plantaciones agrícolas, los estragos causados por la sequía se están sintiendo en empresas dedicadas a producción de quesos.

En comunidades como La Breña, Martín García, enclavadas entre las provincias Montecristi y Santiago Rodríguez, las lagunas se mantienen prácticamente secas y en varias fincas se observan varias reses muertas por la falta de alimento y del vital líquido.
Rafael María Gil ha visto morir seis de sus vacas en los últimos días, ante la incapacidad de poder adquirir los insumos. En esa misma situación se encuentran cientos de pequeños y medianos ganaderos.

Félix Marte, presidente del centro de acopio Pedro A. Santana, asegura que al menos cien reses han muerto, afectando a los 40 ganaderos asociados a esa entidad. Desde que empezó a acentuarse la sequía, se estima en más de un millar. Marte explica que de cinco mil litros de leche que recibían diariamente, ahora solo llegan mil 500, mientras las reses han ido perdiendo peso al no contar con la alimentación que se requiere.

“Esta situación es tan dramática, que cientos de vacas que hasta hace poco tenían un peso de cuatro quintales, ahora tiene dos y hasta menos quintales, es decir que se están poniendo muy flacas y eso disminuye la calidad para producir leche”, expresa Marte al hablar con elCaribe.

Ganaderos

Marlon Almonte, presidente de la Asociación de Fabricantes de Productos Lácteos en Santiago Rodríguez revela que de 85 empresas que operaban en esa zona en la elaboración quesos, hoy día solo quedan 33, es decir que han desaparecido 52
La mala calidad de la leche, debido a la pobre alimentación que ofrecen a las vacas, es uno de los factores que impide pueda mejorar la producción. Cada empresa cuenta con u promedio de diez empleados de forma fija.

En el recorrido hecho por el equipo de elCaribe se pudo constatar que para subsistir, cientos de dueños de fincas se han convertido en el principal enemigo del río Guayubincito.

En las mismas aguas del afluente son colocadas tuberías y plantas extractoras para poder llevarla hasta sus plantaciones, en su mayoría sembradas de arroz, sábila y guineo.

Esta acción, es cometida en la cara de los guardias apostados en puntos de chequeo. El río Yaque del Norte, a su paso por el municipio de Castañuelas, de alta producción arrocera, presenta una disminución de su caudal.

El presidente de la Cámara de Comercio y Producción de Valverde, José Pandelo, reconoce que el impacto de la sequía se ha notado más en el sector ganadero, que en la producción agrícola.

Plantea la necesidad de construcción dos nuevas presas, la de Guayubín y la de Amina, lo que permitiría contar con agua permanente para irrigar y para los animales.

La sequía se mantiene prácticamente estática desde septiembre del pasado año y aunque el gobierno lleva constantemente ayudas, eso tan solo ha servido como paliativo.

Camiones de Inapa cargados con agua, o ventas a bajo precio de alimentos, son de las cosas que han llegado a ganaderos.

La pasada semana, el Ministerio de Agricultura informó que resarcirá a pequeños ganaderos de la Línea Noroeste cuyas vacas fueron registradas como muertas por la extrema sequía en esa zona.

El director regional, Iván Tió, aclaró que parte de las ayudas no incluyen las que han muerto por indigestión al consumir exceso de gallinaza. A la preocupación por la sequía se ha sumado el vice presidente del Grupo Linda pidió a las autoridades gubernamentales focalizar el uso racional del agua en el país ante la sequía más prolongada que se ha registrado en la República Dominicana.

José Jáquez dice se deben tomar medidas para el uso efectivo del agua, debido a que el déficit de pluviometría en el noroeste es de más de un 80 por ciento.

Ríos son afectados por trasvase.

Junta de regantes pide mayor ayuda a sectores

El cura párroco de la Iglesia Cristo Rey del municipio de Esperanza en la provincia Valverde, Marcelo Taveras, llamó a tomar conciencia ante el rumbo que se le ha dado a la problemática del medio ambiente y los recursos naturales, debido a que esto se está revistiendo en situaciones difíciles para la producción agrícola. El sacerdote, quien estuvo acompañado del diácono Francisco Amarante, se pronunció en esos términos, durante una misa oficiada por él a petición del Concejo de la Junta de Regantes Canal Ulises Francisco Espaillat-UFE, en su local ubicado en el tramo carretero Esperanza-Mao, con la finalidad de pedir clemencia a Dios para que les envíe las lluvias y les evite tantas penurias. Américo Tejada, presidente de la entidad calificó de catastrófica la situación por la que atraviesan.

Por: Miguel Ponce / El Caribe

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos