ActualidadCuriosidades

Siete informaciones que no deberías ocultarle a tu ginecólogo

A propósito de que hoy, cuatro de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Salud Sexual, te compartimos una lista de cosas que no deberías callarte en el consultorio

Hay muchas informaciones que las mujeres omiten en las consultas ginecológicas, sobre todo si se trata del aspecto sexual. Esto, tal y como cuenta la doctora Elena Conti, especialista en obstetricia, responde al hecho de que, en torno al tema, todavía giran muchos mitos y tabúes. “Así como hay mujeres que comparten abiertamente todo en consulta, hay otras que temen que el médico lo comente con otros o que las juzgue”, asegura.

No obstante, debes tener presente que no ser 100 % honesta con tu ginecólogo podría traer consecuencias a tu salud. ¿Cuáles son esas informaciones que no deberías callarte en el consultorio? De la mano de Conti enumeramos siete, a propósito de que hoy, cuatro de septiembre, se conmemora el Día Mundial de la Salud Sexual.

1. Si eres regular o no

Saber si eres regular o no es fundamental, asegura la doctora. Y es que las irregularidades en el periodo menstrual podrían significar un trastorno en el ciclo hormonal o ser producto de alguna situación, como el estrés, que necesite ser tratada. Lo ideal es que lleves un control de las fechas de tus reglas para mantener al tanto a tu médico.

2. Cantidad real de parejas sexuales

Conti aclara que se trata de un tema muy personal que no necesariamente debe compartirse con el ginecólogo; sin embargo, si hay dudas sobre una posible enfermedad de transmisión sexual o cualquier condición que pudiera haberse derivado de las relaciones sin protección o la promiscuidad, es importante ser completamente sincera sobre las parejas sexuales que has tenido. Recuerda que estos especialistas no están para juzgarte, sino para cuidar tu salud.

3. Si has tenido un aborto

En caso de que hayas tenido un aborto, debes informar a tu médico para que este confirme que no hayan quedado secuelas que te traigan problemas en un futuro. “Hay que mencionar si fue un aborto espontáneo o provocado, si hubo que hacer legrado o algún proceso infeccioso a consecuencia. Toda esa información es importante tenerla, sobre todo en el caso de manejo obstétrico”, explica.

4. Si el sexo no es placentero o hay dolor

Que las relaciones sexuales no te resulten placenteras podría ser un indicador de que algo no anda bien a nivel hormonal. Si, por otro lado, en lugar de placer sientes dolor, existe la probabilidad de que se trate de alguna condición relacionada con el suelo pélvico. “Si la mujer tiene problemas de anorgasmia, por ejemplo, es importante comentarlo con el ginecólogo para investigar, a través de análisis y estudios, los componentes hormonales y anatómicos que pudieran estar influyendo”, dice Conti. En caso de que se determine que todo está bien en esos aspectos, el galeno debe referir a una consulta psicológica con un terapeuta sexual.

5. Si mantienes relaciones sin protección

Los métodos anticonceptivos intrauterinos, orales o inyectables pueden ayudarte a prevenir un embarazo no deseado, pero no te protegen contra enfermedades de transmisión sexual. ¿Tienes relaciones sin utilizar métodos de barrera?, notifícaselo a tu doctor, este te orientará sobre las opciones que existen para cuidarte y te indicará las analíticas necesarias para descartar infecciones de transmisión sexual tales como herpes genital, clamidia, gonorrea, VIH o SIDA.

6. Anormalidades en el flujo u olor vaginal

Presentar flujo vaginal es normal en ciertos días del periodo, pero si notas anormalidades en la cantidad y el color, así como olores atípicos, es importante que lo expongas en consulta, ya que esto es, casi siempre, producto de una infección vaginal. Este tipo de infecciones, según cuenta la doctora, son más frecuentes de lo que se piensa, por lo que no debería ser motivo de vergüenza.

7. Preferencia sexual

Para Conti, las preferencias y prácticas sexuales son informaciones que no deberían ocultarse en una consulta ginecológica si la misma está relacionada con el aspecto sexual de la mujer. “Esto puede dar una visión más clara con respecto a determinadas situaciones que presente la mujer y manejarlas adecuadamente en función de su orientación sexual”, explica.

Qué tomar en cuenta a la hora de elegir

La elección de un profesional con el que la paciente se sienta segura y cómoda es fundamental para no sentir vergüenza de compartir todo tipo de información, asegura Conti. A continuación, tres recomendaciones a tomar en cuenta a la hora de elegir un ginecólogo:

  • Formación profesional. Debes cerciorarte de que el ginecólogo cuente con la formación profesional adecuada para responder a tus necesidades.

  • Accesibilidad. Lo ideal es que puedas contactar y obtener una respuesta de tu doctor cada vez que tengas una duda o situación, sin tener que esperar a la próxima cita médica.

  • Que comparta tus creencias. Saber que ese doctor comparte tus ideales te hará sentir más apoyada y entendida en consulta.

Fuente: https://www.diariolibre.com/estilos/buena-vida/siete-informaciones-que-no-deberias-ocultarle-a-tu-ginecologo-CL28543771

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba