Cartas del Lector

Sin régimen

Señor director:
La indiferencia de los agentes de la Dirección General de Servicios de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) frente a la temeridad con que se desplazan las voladoras dan la impresión de que este es un país sin autoridad. La misma impresión causa el desorden que diariamente protagonizan los conductores de esas chatarras del concho, con quienes ningún agente se atreve a cruzarse. Debe recordarse que el tráfico de vehículos es parte del rostro de una ciudad.

Atentamente,

Carlos Rodríguez

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba