Internacionales

Sube tensión en medio oriente entre anuncios de captura de barco británico y derribo de dron iraní

El barco británico llamado “Stena Impero”, fue capturado por una flotilla dependiente de la zona 1 de la Armada

 

La Guardia Revolucionaria de Irán anunció este viernes que ha capturado un petrolero británico por violar la ley marítima internacional cuando cruzaba por el estrecho de Ormuz, dos semanas después de que el Reino Unido retuviera a un petrolero iraní.

Este último hecho sube la escalada de tensión en oriente medio luego del presidente de EE.UU., Donald Trump, insistiera en que la Armada estadounidense “derribó” un dron iraní en el estrecho de Ormuz, algo que Irán niega, y advirtió de que si los líderes de ese país hacen algo “imprudente”, pagarán “un precio que nadie nunca ha pagado”.

“No hay ninguna duda. Lo derribamos”, dijo Trump durante una reunión en el Despacho Oval con dos de los astronautas que participaron en la histórica misión a la Luna del Apolo 11 hace casi medio siglo, Buzz Aldrin y Michael Collins.

El barco británico llamado “Stena Impero”, fue capturado por una flotilla dependiente de la zona 1 de la Armada, a solicitud de la Organización de Puertos y Asuntos Marítimos de la provincia iraní de Hormozgan, informó en el comunicado la Guardia Revolucionaria.

Esto se produce el mismo día en que la Corte Suprema de Gibraltar extendió por treinta días más el periodo de detención del petrolero iraní “Grace 1”, retenido desde hace dos semanas en ese territorio.

El “Grace 1” fue interceptado y abordado cerca de la costa por las sospechas de que transportara crudo a una refinería de Siria, país en conflicto armado desde hace ocho años y sujeto a sanciones de la Unión Europea.

Esta detención generó un conflicto diplomático entre Irán y el Reino Unido, y la pasada semana, según Londres, una fragata de la Armada británica abortó un intento de tres naves ligeras iraníes de interceptar un petrolero británico que navegaba por el golfo Pérsico.

Este incidente fue desmentido por las Fuerzas Armadas iraníes que, sin embargo, han asegurado que no dejarán sin respuesta la retención del “Grace 1”.

El mismo líder supremo de Irán, Alí Jamenei, lo calificó el pasado martes de “acto de piratería marítima” y advirtió de que su país responderá “en el momento apropiado” al Reino Unido.

Además, ayer, la Guardia Revolucionaria iraní informó de que había capturado el pasado domingo cerca de Ormuz un petrolero “extranjero” que estaba realizando operaciones de contrabando.

Según las imágenes mostradas, se trata de una nave sobre cuyo paradero se especuló desde el domingo y que pertenece a una compañía emiratí y tiene bandera de Panamá, aunque en Abu Dabi no se han pronunciado.

También en el estrecho de Ormuz, EEUU aseguró que uno de sus buques abatió el jueves un dron iraní, un derribo negado categóricamente hoy por Teherán.

Estos son los últimos incidentes de los numerosos registrados desde mayo en la zona, donde se han producido sabotajes y ataques a busques cisterna de los que EEUU ha responsabilizado a Irán.

Las autoridades iraníes han negado cualquier implicación en estos ataques, pero sí se atribuyeron el derribo el pasado junio de un avión no tripulado estadounidense que, según Teherán, violó su espacio aéreo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, insistió este viernes en que la Armada estadounidense “derribó” un dron iraní en el estrecho de Ormuz, algo que Irán niega, y advirtió de que si los líderes de ese país hacen algo “imprudente”, pagarán “un precio que nadie nunca ha pagado”.

“No hay ninguna duda. Lo derribamos”, dijo Trump durante una reunión en el Despacho Oval con dos de los astronautas que participaron en la histórica misión a la Luna del Apolo 11 hace casi medio siglo, Buzz Aldrin y Michael Collins.

“Espero, por su bien, que no hagan nada imprudente. Si lo hacen, pagarán un precio como el que nadie nunca ha pagado”, agregó.

Estados Unidos aseguró este jueves que su buque de asalto anfibio USS Boxer había derribado un dron iraní por realizar una maniobra “hostil” al sobrevolar el estrecho de Ormuz, donde según Trump, se situó “muy cerca” del barco estadounidense e ignoró “múltiples” avisos.

Las autoridades iraníes negaron hoy que hubieran perdido ningún dron, pero Trump reiteró su posición y pidió a su asesor de seguridad nacional, John Bolton, que le respaldara en su afirmación durante el acto en el Despacho Oval.

“No hay duda de que este era un dron iraní”, afirmó entonces Bolton.

El viceministro iraní de Exteriores, Abas Araqchí, había planteado esa posibilidad en su cuenta oficial de Twitter, donde afirmó:”¡Me preocupa que el USS Boxer haya derribado sus propios aviones no tripulados por error!”.

Trump también afirmó que no está preocupado “en absoluto” por el potencial de que haya un enfrentamiento militar con Irán en el golfo Pérsico.

“No, en absoluto. Tenemos a la mejor gente del mundo, los mejores equipos del mundo. Tenemos los mejores buques, los más mortíferos. No queremos tener que usarlos, pero son los más mortíferos jamás concebidos”, recalcó.

La tensión ha escalado notablemente en el golfo Pérsico en los últimos meses elevando los temores de una confrontación armada, aunque Trump ha dado indicios de que prefiere no optar por la vía militar.

EE.UU. ve con recelo el creciente uso de aviones no tripulados por Irán y sus aliados en Oriente Medio, así como la influencia de la potencia chií, pero Teherán defiende que se trata de su región y no la de Washington que, sin embargo, cuenta con un gran despliegue militar en la zona.

De hecho, debido a la creciente tensión, EE.UU. ha enviado también al golfo Pérsico el portaaviones USS Abraham Lincoln, el buque de asalto anfibio USS Arlington, un sistema de misiles Patriot y cuatro aviones bombarderos B-52.

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos