Anticorrupción

Sudáfrica inicia una comisión para investigar la corrupción en el Gobierno de Zuma

Sudáfrica dio comienzo hoy a las audiencias de la comisión oficial que investigará una presunta trama de corrupción en el Gobierno del expresidente Jacob Zuma (2009-2018) para beneficiar a una familia de empresarios afines, los Gupta.

Presidida por el juez Raymond Zondo, la comisión parte de un informe elaborado en 2016 por la entonces defensora del pueblo, Thuli Madonsela, en el que se acusaba a Zuma y a otros altos cargos desde ilegalidades en la concesión de contratos públicos millonarios hasta la supeditación del nombramiento de funcionarios públicos a los intereses de la trama.

“Esta comisión es una oportunidad para todos nosotros en el país de contribuir a encontrar una solución a dos problemas muy importantes como nación: uno, la corrupción; dos, la captura del Estado”, señaló Zondo, en el discurso de apertura de las audiencias, celebradas en Johannesburgo.

El informe de Mandosela se titulaba “Captura del Estado” y exponía que, con la venia de Zuma, los tres hermanos Gupta -grandes empresarios de origen indio y sudafricanos de adopción- habían llegado a tener prácticamente bajo su control el aparato público sudafricano.

El caso causó un fuerte impacto en la opinión pública y dañó aún más la imagen de Zuma, cuyos escándalos de corrupción alcanzaron cotas tan graves que llevaron a su propio partido -el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA)- a forzarle a dimitir el pasado febrero.

Zuma trató de bloquear la investigación del informe hasta pocas semanas antes de su dimisión, cuando finalmente acató una decisión judicial que obligaba al Gobierno a nombrar una comisión de investigación oficial sobre las acusaciones.

Esta no tiene potestad para procesar judicialmente pero sí puede hacer recomendaciones a otros entes, y las averiguaciones que realice pueden ser usadas como pruebas ante los tribunales.

Como presidente de la comisión, Zondo prometió hoy tratar de “terminar este trabajo cuanto antes”, pero recordó también que es necesario hacer una labor rigurosa.

Asimismo, llamó a cualquiera que tenga pruebas para aportar a dar un paso adelante.

Según los medios locales, la investigación podría extenderse hasta dos años.

No se ha definido aún si entre la larga lista de testigos que comenzarán a desfilar mañana ante la comisión estará el propio Zuma, pero hoy sí estuvieron presentes sus representantes legales.

El diario local Sunday Times informó, no obstante, de que la comisión ya estuvo en contacto con Zuma para discutir una posible declaración.

Las acusaciones de la trama de la “Captura del Estado” no son las únicas de las que se tiene que defender el expresidente estos días.

Paralelamente, Zuma está procesado en un caso que estudia cargos de corrupción, lavado de dinero y fraude relativos a un acuerdo de armas millonario firmado a finales de la década de 1990.

Además, ya en 2016, tuvo que devolver, por orden del Tribunal Constitucional, medio millón de euros de dinero público que se gastó de forma irregular en la reforma de su residencia privada.

Fuente: El Diario es

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba