Justicia

Suprema actualiza Código Ético que regirá la conducta de los servidores judiciales

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) aprobó la actualización del Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial, con el objetivo de utilizarlo como instrumento de naturaleza recomendatoria, preventiva y no sancionatoria para orientar las conductas de las personas al perfil modelado y coherente con la misión y visión institucional del Poder Judicial.

Armando Andruet, expresidente del Tribunal Supremo de Córdoba, en Argentina, y profesor titular de la cátedra de filosofía del Derecho y filosofía Jurídica, destacó mediante nota de prensa el valor del Código de Comportamiento Ético aprobado por la Suprema Corte de Justicia.

“Cuando un Poder Judicial tiene excelencia, no solo la tiene el juez, la tiene el colectivo. Desde esa óptica, el trabajo de fortalecimiento de la confianza pública de los ciudadanos en el poder judicial es una matriz valiosa y muy importante que contempla el Código”, aseguró Andruet.

Mientras que el presidente de la Suprema, Luis Henry Molina Peña, afirmó que con la actualización del Código de Comportamiento Ético, el Poder Judicial tiene un compromiso en la construcción de la democracia y en la consolidación social del Estado de Derecho.

“Esta pieza busca acompañar a los servidores públicos en sus compromisos particulares con la profesión, con el Poder Judicial y la sociedad dominicana en general, sirviendo como un auténtico instrumento de empoderamiento cívico y ciudadano”, sostuvo Molina Peña.

“Mediante sus valores, principios y orientaciones, el Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial que ahora presentamos, está llamado a incorporarse en nuestras vidas profesionales como cultura institucional, para fortalecer la labor judicial en busca de un modelo de justicia inspirada en la rectitud y en el ideal de excelencia”, indicó Molina.

El código contempla cinco valores pilares del sistema ético judicial: “Buen-mejor juez/jueza”, “Excelencia Judicial”, “Confianza Pública”, “Ejemplaridad” y “Transparencia Judicial”; estos se encuentran estructurados de manera amigable al lector con los referidos principios, complementados cada uno de ellos con “Conceptualizaciones” y un conjunto de criterios operativos que se han nombrado como “Orientaciones”.

Además, destaca la nota del Poder Judicial, esta normativa fortalece la labor realizada por los servidores judiciales, “ya que incidirá como eje de fortaleza en el contexto ético en atención del sistema de integridad institucional como valor inmaculado”.

En ese sentido, el juez de la Primera Sala de la SCJ y comisionado nacional ante la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial (CIEJ), magistrado Justiniano Montero Montero, agregó que la actualización de este código significa un nuevo norte para evitar una “enfermedad incurable con efectos letales para nuestra salud institucional”.

Y es que la actualización aprobada por el Pleno de la de la Suprema Corte de Justicia, en su sesión número 19-2021 de fecha 7 de octubre de 2021, perfila como ideológica que el Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial promueva “el modo de ejercer debidamente la función judicial y por la cual, a consideración de un observador razonable, no genera ella ninguna sospecha, y por lo tanto se está promoviendo confianza en el Poder Judicial en su conjunto”.

Para el Pleno, la conducta ética en todos los servidores del Poder Judicial es imprescindible para lograr una gestión judicial conforme a los valores y principios del Código de Comportamiento Ético que los rige.

En la actividad estuvieron presentes jueces de la Suprema Corte de Justicia, integrantes del Consejo del Poder Judicial, servidores judiciales, así como representantes de los distintos poderes del Estado.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias