Farándula

Tamara Martínez responde al Ministerio Público tras acusarla de apoyar a su agresor y hace una desesperada petición

La presentadora de televisión compartió un video de archivo donde se escucha una fuerte discusión con su pareja

Luego de que la fiscal del Distrito Nacional, Rosalba Ramos, afirmara que la presentadora de televisión Tamara Martínez se ha mostrado en contra de Ministerio Público y en apoyo de su pareja, el abogado Emilo López, a quien le fue impuesta una medida de coerción de tres meses de prisión, por alegada violencia de género en su perjuicio, la también modelo, compartió una publicación donde dice sentirse indignada por la afirmación.

«¿Cómo el Ministerio Público se atreve a decir que yo apoyo estas cosas? Yo temo por mi hija, temo perderla, porque diga lo que sea, quién sea, esa niña es mi hija. No estoy contenta con mi madre y, el Ministerio Público nunca se ha acercado a mí, pero escuchen, oigan por amor a Dios, si me quitan a mi hija yo me muero, pido que no me juzguen, quiero ayuda», escribió junto a un video donde se ve una fuerte discusión con su pareja.

«Yo soy la madre de esa niña, digan lo que digan, yo pido ayuda, ayúdenme, es mi hija, no quiero seguir mintiendo, no quiero seguir pasando como loca, pero entiendan yo quiero a mi hija y quiero el derecho de tenerla para poder seguir avanzando y dejar de ser una payasa, una fantoche», agregó.

Tras ser anunciada la medida de coerción contra López la fiscal del distrito habló sobre la actitud de la presentadora de televisión.

«Es un caso donde tenemos a la víctima (Tamara) totalmente en contra del Ministerio Público, apoyando 100 por ciento a su agresor y es entendible, porque esto es parte del Síndrome de Estocolmo o Síndrome de la Mujer Maltratada», sostuvo la magistrada.

En ese sentido, subrayó como importante que Tamara no sea juzgada, sino que la entiendan debido a que es parte del mismo ciclo de la violencia.

Señales que pueden ser indicativas de las mujeres maltratadas

A continuación, señalamos algunas de ellas, identificadas por expertos en el portal «Mejor con salud«.

1. Pueden intentar esconderlo

Aunque muchas mujeres maltratadas sufren maltrato psicológico, otras son sometidas a maltrato físico y, a veces, los golpes no se dan en lugares poco visibles.

Si, de repente, usan demasiado maquillaje cuando normalmente no es así o se molestan si se les dice que enseñen el brazo, el hombro u otra parte de su cuerpo, pueden estar sufriendo maltratos.

2. Anticipan el enfado de su maltratador

Las mujeres maltratadas viven en un constante estado de alerta para evitar que la persona que las maltrata se enfade o esté descontenta con ellas.

Por eso, a veces evitarán preguntarle ciertas cosas o lanzarán frases tales como «no, no saldré con vosotras porque a mi pareja no le gusta», «es que trabaja tanto que el poco tiempo que tiene lo quiere pasar conmigo».

3. Ocultan información sobre su vida

Las personas que maltratan suelen ir apartando a sus parejas de sus amigos y familiares. Asimismo, cuando estos se ponen en contacto, las mujeres maltratadas ocultan mucha información y ponen múltiples excusas para no decir lo que en verdad está sucediendo.

Además, siempre que se encuentran en una conversación y les preguntan cosas sobre su vida, responden de forma superficial e intentan cambiar rápidamente de tema.

4. Están a la defensiva

Como bien mencionábamos con el hecho de mantener bien ocultas partes de su cuerpo, las mujeres maltratadas están siempre como asustadas con cualquier roce o contacto que los demás tengan con ellas.

Por ejemplo, un simple tocamiento en el brazo puede hacer que se sobresalten de forma inesperada, como si estuviesen esperando un ataque del que deben defenderse. Temen la violencia porque la viven a menudo.

5. Las mujeres maltratadas cargan con todo tipo de responsabilidades

Muchas veces, ayudarles es algo muy difícil, pues creen que «se merecen lo que les ocurre». Sin embargo, saber prestar atención a estas señales nos ayudará a no juzgar una actitud como mala o negativa para no potenciar o hundir aún más a esa persona que, quizás, lo esté pasando realmente mal en su vida.

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba