Salud

¿Te da miedo someterte a una colonoscopia? Conoce las colonoscopias virtuales

 Hay muchas personas a las que les da pavor sólo el hecho de pensar que tienen que someterse a una colonoscopia y todo lo que el procedimiento conlleva, cuando en realidad, es más latosa la preparación que la exploración en sí, ya que el paciente está dormido.

No obstante, como en muchos campos de la Medicina, y gracias a la investigación, ya es posible en muchos casos realizarse una colonoscopia sin necesidad de pasar por la molesta endoscopia.

Se trata de una nueva técnica, la llamada ‘colonoscopia virtual’, que permite ver el colon mediante la tecnología de la tomografía computarizada (TAC), y así obtener una visión interna por reconstrucción 3D de la totalidad del colon, según explica la Fundación Española de Aparato Digestivo (FEAD).

En concreto, está indicada para el estudio de pólipos en el colon (trozos adicionales de tejido que crecen en el revestimiento del intestino), así como para formar parte de un programa de detección precoz de cáncer colorrectal. De hecho, en este examen se pueden llegar a encontrar pólipos u otras lesiones clínicamente significativas, y con una sensibilidad similar a la obtenida por la colonoscopia convencional.

Según añade la FEAD, esta técnica permite la visualización del colon mediante reconstrucciones en 3D y al tratarse de una TAC puede ser útil para detectar lesiones que no se encuentran en el intestino. Además, en función de cada centro puede que no sea necesaria la preparación del colon.

El doctor Iván Artero Muñoz, jefe del servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Quirónsalud Marbella, trabaja precisamente con un TAC de última generación de estas características, del que destaca su rápida adquisición de imágenes a dosis bajas de radiación. En concreto, reduce hasta en un 80% la dosis de radiación sobre el paciente y la prueba dura en torno a 15 minutos.

“Consiste en la adquisición rápida de imágenes tras insuflar aire en el colon. Esta técnica nos permite explorarlo sin la introducción del molesto endoscopio, sin sedación, y además facilita visualizar áreas donde incluso no es posible llegar con el endoscopio”, subraya el experto.

El especialista señala también que este procedimiento es diferente de la colonoscopia convencional, ya que no usa un tubo largo, flexible y con una luz y una pequeña cámara en un extremo, llamado ‘colonoscopio’ o ‘telescopio’, para ver el interior del recto y todo el colon. Según subraya, la colonoscopia virtual utiliza una combinación de radiografías y de tecnología por ordenador para crear imágenes del recto y de todo el colon. Así, puede mostrar tejido inflamado e irritado, úlceras y pólipos.

A su vez, este TAC del Hospital Quirónsalud de Marbella adquiere imágenes en menor tiempo, de gran calidad y con bajas dosis de radiación, un aspecto de especial relevancia en los pacientes pediátricos y oncológicos “gracias a su rapidez en la adquisición de imágenes, la nulidad de ruidos, la amplitud del equipo, así como su monitor de vídeo de 12 pulgadas”, indica Artero. En el caso de este equipo, se encuentra en una sala humanizada, que recrea un espacio natural al aire libre, lo que disminuye el estrés en los niños, y en las personas claustrofóbicas.

UNA TÉCNICA RÁPIDA Y SENCILLA: SÓLO 15 MINUTOS

En concreto, Artero subraya que la persona no necesita de anestesia para la realización de la prueba, de unos 10-15 minutos de duración. El paciente deberá acostarse en una camilla, donde el radiólogo le insertará un tubo delgado por el ano hasta llegar al recto. En ese momento, el tubo inflará el intestino grueso con aire.

Después se introducirá a la persona en el TAC, un dispositivo con forma de túnel donde el especialista tomará las imágenes de la zona. Tras esta leve intervención, el paciente puede padecer leves calambres o hinchazón durante la primera hora después del procedimiento, pero regresará a su dieta normal sin ningún problema.

Sobre cómo prepararse para la prueba, el jefe del servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Quirónsalud Marbella, subraya que en primer lugar se debe informar al gastroenterólogo sobre las afecciones médicas del paciente así como medicamentos que toma, de su situación de salud actual.

Seguidamente se debe limpiar el intestino y prepararlo para la intervención, ya que las deposiciones dentro del colon pueden impedir el escáner intestinal. Las instrucciones pueden incluir una dieta de líquidos claros 1 a 3 días antes del procedimiento y evitar bebidas con colorante rojo o púrpura (Consomés o caldos sin grasa, zumos de fruta colados, agua, café o té solo, sin leche o nata, bebidas isotónicas o gelatina de sabores. Además, la persona debe tomar laxantes y hacerse un enema la noche anterior de la colonoscopia virtual.

Beber el medio de contraste sería el tercero de los pasos la noche antes del procedimiento. Esta bebida contiene un colorante especial, llamado ‘medio de contraste’, que es visible en las radiografías y puede ayudar a diferenciar las heces de los pólipos.

Entre las ventajas de esta prueba diagnóstica, el doctor Artero resalta su “rapidez, sencillez de la técnica y la nitidez de imágenes de huesos, órganos y vasos sanguíneos al mismo tiempo”. Además, resalta que se trata de una exploración no invasiva que, por supuesto, no provoca dolor.

“El TAC es una excelente herramienta para guiar procedimientos mínimamente invasivos, tales como punciones, biopsias o drenajes en cualquier área del cuerpo, particularmente en los pulmones, el abdomen, la pelvis y los huesos. Un diagnóstico realizado por medio de esta técnica puede eliminar la necesidad de una cirugía exploratoria y una biopsia quirúrgica”, sentencia el responsable del Hospital Quirónsalud de Marbella.

POR: AGENCIA EFE

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos