Salud

Técnica de resiliencia: ¿cómo aceptar los cambios cuando “no hay ninguna salida”?

Durante años creemos que “el no ver una salida” es para personas débiles o faltas de carácter. Hasta que llega un cambio en nuestra vida que mueve nuestros cimientos (familia, salud, trabajo…) y nos obliga a aceptar y empezar de nuevo. Aquí la clave no está solo en la voluntad sino en la capacidad de resiliencia que se tenga.

¿Cómo es una persona resiliente?

La resiliencia se compone de una variedad de comportamientos y respuestas emocionales que nos

permiten sobrellevar las tormentas de la vida y levantarnos para luchar. Estos incluyen la

 

curiosidad (sobre nosotros mismos y la vida), la autocompasión, la empatía, la autorregulación

(fuerza de voluntad), la perspectiva (tomar la visión a largo plazo de lo que está ocurriendo en

lugar de ver las cosas como algo permanente y omnipresente),

la persistencia y la capacidad de

lidiar con el estrés de manera efectiva”, describe en entrevista para Salud180, Caroline Miller, maestra en Psicología Positiva Aplicada por la Universidad de Pensilvania. 

Sí, cada ser humano responde de forma diferente ante los problemas, pero alguien resiliente suele seguir una práctica de atención plena a través de la cual replantea la situación para encontrarle el sentido positivo. Además tiene la humildad de aprender de sus pasos y entregar libremente lo que se le pide.

Técnica de resiliencia: ¿cómo aceptar los cambios cuando “no hay ninguna salida”?

No eres tú, en verdad entender y aceptar los cambios es difícil porque nos sentimos cómodos en nuestra rutina, emocional y física. Por otro lado, no nos encontramos seguros de que ese esfuerzo tendrá éxito si lo intentamos, motivo por el que abortamos en las primeras etapas un nuevo proyecto, ya que no deseamos decepcionarnos a nosotros mismos y a otros.

Hay formas de ir cambiando esto, y la también autora del libro “Positively Caroline”Caroline Miller te da la siguiente técnica de resiliencia:

En el momento en que dudes de tu deseo y confianza en el proceso de cambio, realiza las siguientes preguntas:

  • Si te despertaras en un año y todo en tu vida fuera igual que hoy, ¿te arrepentirías de lo que has hecho o no hiciste?, ¿de cuáles?
  • Si dieras un paso en la dirección para realizar cada uno de tus sueños, ¿cuál sería? ¿Puede comprometerte a tomar esa acción?

Para lidiar con la ansiedad del cambio puedes hacer lo que los estoicos recomiendan y llaman premeditatio malorum, que significa premeditar los aspectos negativos que pueden ocurrir y tener un plan para lidiar con ellos.

No hay vida que esté acepta de cambios, de ahí la importancia de saber manejarlos. 

Fuente: MSN

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba