Economía

Tejido empresarial tardará dos años para recuperarse

Encuesta. Ingresos de las empresas se redujeron hasta 50% de las proyecciones de este año. Efectos. El 30% ha cancelado personal y no puede recontratarlo.

SANTO DOMINGO.-La recuperación económica de los sectores productivos que componen el tejido empresarial de la República Dominicana tardará cerca de dos años, debido al impacto generado por las medidas de restricción aplicadas para contener la propagación de la pandemia Covid -19.

Así lo dice un informe de Buskeros, un portal de empleos y crecimiento profesional con presencia en República Dominicana, México y Centroamérica, que realizó una encuesta en la que participaron 200 empresas de sectores, como: turismo, bancos, industrias alimentarias y empresas de servicios.

El sondeo, hecho entre el uno y el 15 de mayo, indica que eso se debe a que en el período de confinamiento el 90% de las empresas dijo haber sufrido una reducción de ingresos de entre 10% y hasta 50%, de acuerdo al monto que tenían proyectado para este año. Solo el 9.9% de las empresas de esos sectores lograron incrementar sus cifras de negocio, pese a la actual crisis económica.

Esta situación, también impacta a los trabajadores, ya que el 30% de las empresas encuestadas por Buskeros, manifestó que no podrán volver a contratar a las personas canceladas, mientras que el 28% entiende que sí podrá contratarles.

La mitad de ese grupo ha despedido entre un 10 y un 25% de su plantilla, y la otra mitad desde el 25 y hasta el 100% de sus empleados, dijeron los encuestados.

El 64% expuso que ha puesto en marcha programas de tele-trabajo y el 88% de estos dijo que dichas políticas habían sido beneficiosas para los negocios. Prácticamente el 100% de las empresas que han implantado el tele-trabajo dijo que planeaba seguir fomentando esta práctica.

Costo operación
En otro informe sobre el impacto del Covid-19, la Asociación de Empresas de Inversión Extranjera (ASIEX) señala que para las empresas mantenerse operando durante el confinamiento tuvieron costos operativos adicionales en la ampliación de inventarios en equipos de seguridad, ciberseguridad y protección sanitaria.

También en monitoreo constante a la cadena de suplidores de combustible y transporte de personal.

En el caso de las empresas del sector de hidrocarburos, la reducción de la demanda de combustibles, tanto de aviones como para vehículos, se tradujo en inventarios elevados a precios altos, por lo que solo producían para pagar a suplidores principales y empleados.

Suspendidos

— Efecto trabajador
En el país hay más de un millón de empleados suspendidos, de los cuales más del 20% se reintegró al sistema productivo en la segunda fase de la desescalada, iniciada en junio.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba