Política

Temor a no lograr 50+1 obliga a partidos a concertar alianzas

SANTO DOMINGO.-El temor a no lograr el 50% + 1 de los votos en los procesos electorales (mayoría requerida para ganar en primera vuelta), ha provocado que los partidos grandes ofrezcan un capital político mayor al que realmente reciben en las negociaciones de alianzas.

“El partido que no tiene probabilidades de obtener más de un 50% en las elecciones, cede más de lo que realmente aportan o valen los partidos minoritarios. Esa práctica se ha convertido en normal, por lo que, en las próximas elecciones, esos partidos pequeños tendrán en vez de dos, tres opciones”, afirmó el politólogo Jesús Bueno.

El PLD cedió al PRD una gran cuota de poder tras el 2016.

Un caso del pasado reciente fue la cuota de poder cedida por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) tras las elecciones del 2016. Los del PLD ganaron solos (50.22%) pero debieron ceder el Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Mujer, la Autoridad Portuaria y el Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo, además de otras posiciones estatales.

Fue tal, que muchos del PLD afirmaban que los del PRD habían llegado para cancelarles en su propio Gobierno.
Antagonistas se unen
A juicio del especialista en Ciencias Políticas, Juan Manuel García, la práctica política recurrente en la que el opositor del pasado se convierte en el aliado del presente, se afianzó en 1996 con el denominado pacto patriótico. “A raíz de esa alianza que se formula entre Juan Bosch, que estaba enfermo y Joaquín Balaguer para cerrarle el paso a José Francisco Peña Gómez, la política ideológica empieza a perder fuerza”.

Aseguró que esa pérdida de posturas siguió perdiéndose con la masificación del PLD y que un escenario similar vivió el PRD tras la muerte de Peña y su llegada al poder en el año 2000.

Para el catedrático y politólogo Jorge Gell, las alianzas entre contrarios siempre se han dado, pero reconoce que las ideologías han desaparecido y que actualmente predominan las conveniencias a la hora de las alianzas.

Daño al Estado
Aunque en teoría una mayoría absoluta es representada en el 50% de los votos emitidos más un voto, algunas voces se han levantado advirtiendo sobre una práctica que si bien no es nueva, ha permitido la perma

encia en las esferas de poder de sectores que ya no cuentan con respaldo popular gracias a las alianzas políticas.
“Afecta porque aumenta mucho el clientelismo político, la demagogia. el populismo…”, dice Gell.

García añade otro ingrediente. Afirma que el electorado se frustra y queda sin ningún modelo a seguir y posiblemente llega una persona fuera del sistema que se convierte en opción porque lo tradicional no ha llenado las expectativas como ya ha ocurrido en otros países de Latinoamérica.

García considera que la práctica política en la que el opositor del pasado se convierte en el aliado del presente, se afianzó en 1996 con el pacto patriótico.

Daño a partidos
Igualmente es afectado el sistema de partidos políticos, ya que tras las alianzas, las organizaciones políticas suelen perder su base social y obtienen cada vez menor cantidad de votos.

“Van en una especie de pendiente hacia abajo. Tenemos el caso del PRD y del PRSC”, dice Bueno.
Este último tras haber apoyado al PLD en 1996 si bien participó en tres procesos electorales con candidato propio, ha apoyado en el trayecto al PRD, al PLD, al PRM y a la FP.

Debates

— Actualidad
El Consejo Económico y Social desarrolla con la participación de la Junta Central Electoral y los partidos políticos, un debate para modificar las leyes electorales. Se perfila la posibilidad de fusión de la Ley de Partidos y la Ley Electoral en un código.

Ven poco probable alianza PLD y FP
Política. Si bien no la descartan del todo, pues en la práctica cualquier alianza es posible en el país, politólogos consultados ven como poco probable una alianza entre la Fuerza del Pueblo y el Partido de la Liberación Dominicana.

José Gell considera que actualmente el adversario de la FP es el mismo PLD y que un apoyo a su vieja casa drenaría a su militancia. En un escenario contrario, sucedería lo mismo con el PLD. “En ese caso y a la larga, la medicina sería peor que la enfermedad”, aseguró el académico.

Juan Manuel García considera sin embargo, que mientras persista un sistema en el que predominen los intereses de grupo, todo es posible por lo que no puede ser descartada esa posibilidad. Al respecto ya han hecho comentarios líderes de ambos partidos, quienes exigen la titularidad.

Fuente: EL Dia

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias