Diáspora

Testigo narra cómo encontró cadáver decapitado de estudiante dominicano en Lawrence

La fiscalía de Massachusetts busca una condena de cadena perpetua contra el acusado del asesinato

Durante la primera fase del juicio que se le sigue a Mathew Borges por el brutal asesinato del estudiante dominicano Lee Manuel Viloria Paulino, un testigo narró cómo el y su novia hallaron el cuerpo decapitado a orillas del río Merrimack en Lawrence (Massachusetts), en diciembre de 2016.

En su relato, que dejó perplejos a los presentes en la sala, incluido al juez, Omar Medina establece que como de costumbre salió a pasear su perra acompañado de su novia y que fue el animal que le llevó a la terrible escena.

“Ella estaba olfateando mucho por el agua, no escuchaba… Cuando me acerqué, me acerqué a ella, la vi realmente olfateando en un área en particular, así que la retiré y cuando la miré, me pregunté: Vi un cadáver? Pero no estaba muy seguro porque le faltaban algunas extremidades”.

Medina llamó a su novia para confirmar que estaba viendo un cuerpo sin cabeza antes de llamar a la Policía. Ella también fue llamada al tribunal para testificar sobre las secuencias de los eventos.

Uno de los detectives actuante en la investigación, testificó que la cabeza de Viloria Paulino fue hallada a orillas del río, metida en una bolsa plástica, en la que supuestamente Borges, había echado piedras en busca de que se hundiera y no la encontraran.

En el juicio, que comenzó el lunes de esta semana y se ha convertido en uno de los más emotivos de los últimos años en Massachusetts, han testificado también otros detectives, la abuela y un tío de Viloria Paulino, la novia de Borges y varios amigos a los que el acusado les habría confesado el brutal asesinato.

La fiscalía busca una condena de cadena perpetua contra Borges, quien se definía como el mejor compañero de clases de Viloria Paulino en la escuela secundaria Lawrence, pero estaba celoso con la víctima, porque supuestamente enamoraba o salía con su novia.

El acusado Mathew Borges, además de acuchillar más de 70 veces a su víctima, le cortó las manos y su cabeza, la cual fue hallada a unos 50 metros de distancia de su cuerpo, en la calle Waters en la ribera del río Lawrence, Massachusetts el primero de diciembre de 2016.

El jurado está integrado por nueve mujeres y siete hombres que verían los mensajes de texto que el acusado, que tenía 15 años de edad cuando mató a su compañero de clases, le envió a su novia en los que le decía que pensaba matar a alguien y sonreír después del crimen.

Miguel Cruz Tejada

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias