Odebrecht

Testigos de Ángel Rondón declaran que Odebrecht no influían en adjudicación de obras

Ocho de los primeros diez testigos de Ángel Rondón declararon en el juicio por los sobornos de Odebrecht, algunos de los cuales establecieron que ni la constructora brasileña ni su representante comercial influyeron en la toma de decisiones para la adjudicación de obras públicas o para la aprobación de proyectos de financiamientos en el Senado.

El primero en declarar fue el ingeniero Pedro Delgado Malagón, quien dijo que fue contratado por el Estado a través de su empresa Tecnoamerica S.A., para la supervisión técnica de la Autopista del Coral. Explicó que esa obra se hizo a través de una licitación que ganó Diego de Moya y que fue más adelante, que esa compañía se asoció con Odebrecht para continuar trabajando.

Concluyó diciendo que la autopista El Coral es la obra con más rigor técnico que se ha ejecutado en la historia de las carreteras dominicanas, aunque aclaró que su trabajo tenía que ver con la ejecución de la obra (calidad de materiales, dimensiones de la obra, que se cumplieran los requisitos, reportes de pagos y cubicaciones), pero que no tenía nada que ver con adjudicaciones.

El segundo en atestiguar fue Bolívar Bello Belliard, exconsultor jurídico del Ministerio de Obras Públicas y quien formó parte del comité de licitación de esa institución. Dijo que nunca se relacionó con Ángel Rondón. El Ministerio Público no le hizo preguntas.

Al tocarle el turno al testigo Luis Placeres, quien fue miembro del comité de licitación del Obras Públicas entre 2007-2012, expresó que los oferentes ni sus representantes tenían participación en el proceso de adjudicación. Especificó que Odebrecht tampoco tuvo interferencia.

Declaraciones similares tuvo Frank Matos Rodríguez, miembro del comité de licitaciones. Agregó que el exministro de Obras Públicas, Víctor Díaz Rúa, no era parte del comité de licitación ni influía en las decisiones tomadas en ese departamento.

También declaró Edgar Victoria Yep, exdirector de Crédito Público del Ministerio de Hacienda, quien expresó no tener nada que ver con el imputado Ángel Rondón.

Los exsenadores que comparecieron a testificar son Francis Vargas (Puerto Plata), Amílcar Romero (provincia Duarte) y Vicente Castillo (Peravia). Negaron influencias de Odebrecht en el Senado.

Amilcar Romero especificó que su único vínculo con Rondón fue comercial, ya que era su cliente en una agroquímica.

José Miguel Minier, coordinador de la defensa de Ángel Rondón, consideró que con los testimonios escuchados “se debilita más la acusación del Ministerio Público”.

Versión de la Pepca

Mientras que Wilson Camacho, titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), consideró que la defensa del imputado Ángel Rondón “es ficticia” y que los testigos presentados en el juicio ni siquiera saben las obras que construyó Odebrecht en el país.

“Al Ministerio Público le sorprende que estemos hablando de testigos, porque lo que hemos visto hasta ahora de la defensa, es lo que nosotros hemos llamado una defensa ficticia”, opinó ante la prensa.

Agregó que no ha habido una sola prueba presentada que pueda afectar, en lo más mínimo, la acusación del Ministerio Público.

“Esto ha sido en términos muy prácticos una pérdida de tiempo para el tribunal”, declaró Camacho a los miembros de la prensa que lo entrevistaron a la salida de la sala de audiencias.

Acusación

De acuerdo con el expediente, Ángel Rondón utilizó sus empresas para manejar los sobornos de los US$92 millones que la Constructora Norberto Odebrecht admitió haber distribuido en el país para beneficiarse con la adjudicación de contratos de obras del Estado.

Rondón es procesado por los sobornos de Odebrecht junto a Víctor Díaz Rúa, exdirector del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa) y exministro de Obras Públicas; el abogado Conrado Pittaluga Arzeno, los exlegisladores Porfirio Andrés Bautista García y Tommy Galán Grullón, así como Roberto Rodríguez Hernández, también exdirector del Inapa.

La Pepca les atribuye la violación del Código Penal Dominicano, la antigua Ley 72-02, sobre Lavado de Activos, y la Ley 448-06, sobre Soborno en el Comercio y la Inversión.

El tribunal, integrado por las juezas Esmirna Giselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo, suspendió el juicio hasta el próximo lunes 24 de mayo, a las 9:00 de la mañana.

En la actual fase del proceso, los imputados presentan las pruebas a descargo.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba