Diversas ( NO UTILIZAR )

Tras muerte de joven piden destitución de director hospital de Puerto Plata; aclaran no hubo negligencia

El fallecimiento del joven Adolfo Bravo ha causado gran consternación en esta ciudad, y es que según comentan familiares y amigos, su deceso se debió a presuntas negligencias en el Hospital Docente Universitario Ricardo Limardo.

Cientos de ciudadanos han pedido la destitución del doctor Benjamín Reyes quien es el director del principal centro de salud del Estado en esta provincia atlántica, debido a que el funcionario es incompetente para gestar la solución a  cuantiosas problemáticas presentes en dicho hospital.

Las opiniones condenando este hecho, no han cesado a través de las redes sociales y en llamadas realizadas a programas televisivos y radiales locales, donde se especuló que Adolfo Bravo falleció en el hospital local debido por no ser conectado a un ventilador en el área de Cuidados Intensivos.

Sin embargo, el comunicador Juan Grullón quien es el encargado de Relaciones Públicas del Hospital Ricardo Limardo, explicó que el  joven llegó a ese centro asistencial en un estado muy grave afectado por una aneurisma siendo atendido de inmediato por varios médicos y todo el personal de emergencia.

Grullón al ser entrevistado por este redactor, indicó que en realidad fueron agotaron todos los  procedimientos requeridos para salvar dicho joven, pero la lesión sufrida por el mismo fue un ensanchamiento de los vasos sanguíneos en el cerebro que al explotarse le provocó un derrame interno y expiró.

“Si en realidad el Hospital Ricardo Limardo estuviese bien equipado, Adolfo hubiese estado luchando por su vida, pero ese Hospital que con un tremendo aguaje fue reinaugurado por el presidente Danilo Medina no hay equipos ni medicamentos para atender a los infelices”, aseguró indignado el ciudadano Luis Almonte.

Mientras que en el sepelio del fenecido, se vivieron momentos desgarradores en medio del llanto y el dolor de sus parientes ya que el cortejo fúnebre fue multitudinario haciendo que la calle 30 Marzo donde residía Bravo estuviera intransitable y al llegar al cementerio municipal una gran cantidad de motocicletas y vehículos causaron un terrible taponamiento.

Fuente: El Día

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba