Nacionales

Trasiego de mercancías no es afectado, pese a cierre de mercado binacional en Dajabón

El comercio se realiza en las calles aledañas a ese espacio

Ante el cierre del local que acoge a comerciantes dominicanos y haitianos que participan en el mercado binacional de Dajabón debido a la situación del COVID-19 en la República Dominicana, el comercio se ha estado realizado en las calles aledañas a ese espacio.

Desde la 8:00 de la mañana, hora que comienzan las operaciones en la inspectoría de Migración y Aduanas en el paso fronterizo sobre el río Masacre, cientos de ciudadanos del vecino país empezaron a entrar este viernes a territorio dominicano a comprar productos alimenticios.

Desde pollo, arroz, vegetales, embutidos y otros productos cosechados y producidos eran llevados en motocicletas, carretillas y cargados en los brazos de haitianos desde Dajabón hacia el otro lado del Masacre.

“Nosotros agradecemos a las autoridades que nos han permitido hacer pequeños negocios por los alrededores del mercado”, expresó Abigaíl Bueno, presidente de la Asociación de Comerciantes Detallistas del Mercado binacional de Dajabón.

En la feria informal, solo quienes presentan pasaportes tienen la oportunidad de entrar a suelo dominicano y hacer negocios.

“Debido a ese control migratorio, los pequeños comerciantes de Haití no están participando en la feria. Por eso los reclamos del pasado lunes”, subrayó el comerciante.

El lunes, comerciantes haitianos bloquearon el paso por el puente fronterizo en demanda de la reapertura del mercado binacional. Los manifestantes fueron dispersados por la Policía haitiana. Una persona resultó muerta y otras dos heridas.

Para evitar nuevos incidentes, las autoridades de ambas naciones colocaron una vigilancia extrema en todo el paso fronterizo entre Juana Méndez, del lado haitiano, y Dajabón, en el dominicano.

La entrada de los extranjeros a Dajabón fue realizada cumpliendo con los requisitos sanitarios establecidos por el Ministerio de Salud Pública. Decenas de ciudadanos haitianos fueron devueltos a su país desde este punto por no tener mascarillas.

En el trayecto, desde el puente sobre el río Masacre hasta las calles del municipio de Dajabón, los visitantes extranjeros son supervisados por un personal del Ministerio de Salud Pública, así como por soldados del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) y del Ejército de la República Dominicana. Los miembros de los organismos castrenses obligan a los visitantes a usar los tapabocas y mantener el distanciamiento físico. Sin embargo, del lado haitiano esas medidas brillan por su ausencia.

“Estamos trabajando para garantizar que las personas que entran, cumplan con las medidas protocolares”, declaró el director de Salud Pública en Dajabón, Francisco García Espinal.

El intercambio comercial binacional fue cerrado por la pandemia del coronavirus. Ese mercado moviliza decenas de millones de pesos los días lunes y viernes cuando se desarrolla la feria.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba