Cartas del Lector

Un canciller que trabaja

Señor director:

“Para triunfar en la vida hay que tomar las cosas con seriedad y pasión”; así se expresa Stefan Sweig, famoso novelista y ensayista austríaco, autor de: “Momentos estelares de la Humanidad”; y “Brasil, país del futuro”.

En este postulado el brillante autor exalta valores reservados para la gente que triunfa.

El ingeniero Miguel Vargas Maldonado nació para triunfar; en su vida ha enfrentado grandes desafíos, insultos y descréditos y con firmeza y con valor, ha salido airoso, razón por la que valiente y satisfecho puede exclamar tal como lo hacía el ex presidente Francisco Gregorio Billini, cuando sus oponentes le atacaban: “Mientras muchos creen que yo desciendo, yo me pongo de pie sobre la cumbre”; sobre la cumbre de la grandeza, del patriotismo, del trabajo y del cumplimiento del deber.

Desde la alta cumbre de la política mundial, la ONU y desde otros organismos regionales, aparece Miguel Vargas con estatura de gigante; valiente y decidido ha aceptado el reto y con buen manejo y prudencia, pulveriza todos los ataques que intentan hacer daño a los intereses nacionales.

Con su valiente trabajo defiende la integridad y la soberanía nacional, nuestras leyes migratorias; consiguiendo también en el plano internacional, el ingreso de la República Dominicana como miembro de las Naciones Unidas (ONU), colocándola al lado de grandes naciones y de las grandes potencias que manejan el universo político, económico y social; trabajo que realiza nuestro canciller, cumpliendo con la política internacional del presidente Danilo Medina; notable acción que coloca nuestra nación en un sitial de honor, con características de liderazgo.

En su afán por destruir la pobreza, consigue unir a nuestro país junto a los países centroamericanos en el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), para impulsar el desarrollo económico entre todos ellos. Su trabajo trasciende las fronteras internacionales con resonancia extraordinaria, trabajo éste reservado para los hombres de raza, de donde según Simón Bolívar “salen los grandes triunfadores”.

El intercambio político, comercial, cultural y educativo es vital para el engrandecimiento de los pueblos, además que siembra la unidad; por esa razón a donde llega Miguel lo hace llevando en sus manos la bandera de la solidaridad y la hermandad. Miguel Vargas está calificado como hombre incansable en el trabajo.

Atentamente,

Modesto Medrano Monción

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba