Curiosidades

Un condado del norte de Nueva York bloqueará a los autobuses que trasladen inmigrantes

Conflicto entre condados: Nueva York planea enviar migrantes a Orange a pesar de las restricciones

El condado de Rockland, en el norte del estado de Nueva York advirtió hoy de que interceptará cualquier autobús con inmigrantes que sea enviado desde la ciudad por el alcalde de la ciudad, Eric Adams.

Rockland ya obtuvo ayer una orden judicial de restricción temporal contra los planes de Adams de reubicar migrantes en un hotel de esa localidad tras la saturación observada en la Gran Manzana.

La orden fue emitida el martes en la noche por la jueza Christine D’Alessio, de la Corte Suprema de Rockland y fijó para el 15 de mayo una audiencia para discutir el tema.

«Tengo entendido que no vendrán autobuses desde la ciudad de Nueva York, pero si lo hacen, el alguacil está autorizado por orden judicial a rechazarlos», afirmó en conferencia de prensaTeresa Kenny, supervisora de la localidad de Orangetown, donde se ubica el hotel Armani Inn & Suites al que Nueva York preveía enviar hoy a los primeros treinta del todal de 340 hombres solteros que tiene previsto ubicar fuera de la ciudad.

De acuerdo con Orangetown, los permisos de uso de tierra y ocupación del hotel no le permiten albergar esa cantidad de personas, un traslado que según Adams será voluntario. La orden detuvo además los cambios que se hacían en el hotel sin los permisos correspondientes.

Aseguró que el estatus legal de los inmigrantes «es irrelevante» en la acción legal que han tomado.

Esta orden judicial se suma a una declaración de estado de emergencia emitida el pasado sábado por el máximo responsable del condado, el republicano Ed Day, en un intento por frenar los planes de Adams, que ha dicho que los albergues públicos y los más de 120 hoteles que han alquilado en la ciudad están saturados ante el flujo de migrantes que están llegando desde el pasado agosto.

Se espera que el flujo aumente a unos 800 por día en la ciudad cuando finalice este jueves el Título 42 que desde la pandemia ha permitido la expulsión inmediata de migrantes que cruzaban sin permiso la frontera.

«Si el alcalde realmente quería un plan exitoso, dependía de él comunicarse antes. Esto ha estado en proceso durante meses. Podríamos haber respondido totalmente diferente si nos hubieran dado algún tipo de aviso previo y hubiéramos estado involucrados en la conversación», argumentó.

Por su parte Day insistió que su condado ya vive una crisis de vivienda, de escuelas saturadas y de los servicios sociales que brindan tras el aumento en la población de migrantes que se han establecido en esta localidad y que pese a plantear esta situación, la ciudad de Nueva York «seguía optando por ignorarlo todo y seguir adelante con sus planes» por lo que se acudió al tribunal.

Instó al Ayuntamiento «en los términos más enérgicos posibles» que «dejen de hacer lo que están haciendo porque no dejaremos de luchar contra ustedes».

El portavoz de la alcaldía Fabien Levy indicó que la ciudad seguirá la orden judicial pero que tenían previsto continuar con el envío hoy de migrantes al condado de Orange, el otro condado fuera de la ciudad incluido en los planes de Adams, indica el New York Post .

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba