Internacionales

Un sargento cristiano del Ejército de EE.UU. obtiene el visto bueno para llevar la barba por sus convicciones religiosas

Se trata de Jacob DiPietro, quien solicitó la exención religiosa por primera vez en noviembre de 2019 para poder observar el voto nazarí del antiguo testamento que prohíbe a los creyentes utilizar "una cuchilla de afeitar en la cabeza"

Tras dos años de espera, un sargento del Ejército de EE.UU., que actualmente sirve en Florida y se declaró cristiano, obtuvo el visto bueno de sus superiores para dejarse la barba por sus convicciones religiosas.

Se trata de Jacob DiPietro, quien en noviembre de 2019 solicitó por primera vez una exención religiosa para poder cumplir con la prescripción nazarí que desde el antiguo testamento prohíbe a los creyentes utilizar «una cuchilla de afeitar en la cabeza» y los llama a dejarae crecer sus pelos. Finalmente, esta semana pasada, los oficiales le concedieron el permiso, concluyendo que la solicitud se basa en «una creencia religiosa sincera».

Como regla general, todos los efectivos de las tropas de EE.UU. tienen prohibido llevar barba, norma que DiPietro cumplió desde su incorporación al Ejército en 2010. Sin embargo, en 2017 se produjeron ciertos cambios en las normativas, destinados a facilitar la concesión de exenciones por motivos religiosos. Aquel mismo año, DiPietro atravesaba un difícil período en su vida personal tras volver de una misión en Kuwait que lo impulsó a convertirse en una persona de fe.

Para poder respetar sus compromisos religiosos sin violar las normativas militares, DiPietro presentó su solicitud, atento a todos los documentos correspondientes para evitar recibir un ‘no’ por parte de sus jefes. Tuvo que esperar hasta el pasado 25 de julio y pasar a través de toda una serie de trámites hasta que atendieron su petición.

Retirarse del servicio

A pesar de contar con la aceptación de los jefes, el militar planea abandonar su carrera una vez terminado su contrato, debido a las dificultades para conseguir la exención religiosa y al acoso por parte de otros soldados.

«Hay cosas que veo y no me gustan… como la forma en que se trata a los soldados cuando buscan una excepción en las políticas, mientras siguen el reglamento del Ejército. Si un soldado sigue las normas establecidas por el Ejército, debería estar absolutamente libre de discriminación por acoso. Siento que todavía hay una cultura que es, en verdad, temerosa y odiosa hacia lo que es diferente«, enfatizó DiPietro.

Además, aconsejó a todos los militares que aspiran a obtener permisos similares que estudien las disposiciones establecidas por el Ejército en esa materia, porque solo tendrán éxito si «conocen el reglamento mejor que el propio Ejército«.

Entretanto, el caso de DiPietro no es algo inédito, puesto que en las Fuerzas Armadas estadounidenses se otorgaban ya antes exenciones religiosas para los sijs, musulmanes y paganos nórdicos.

Fuente: https://actualidad.rt.com/actualidad/399748-eeuu-religion-llevar-barba-ejercito

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba