Europa

Un tribunal español confirma el derecho a la eutanasia de un detenido

La Audiencia de Tarragona ha denegado los últimos recursos interpuestos por varias de sus víctimas

Un tribunal español ha confirmado el derecho a recibir la eutanasia de un hombre acusado de disparar a cuatro personas y que permanece en un hospital penitenciario a causa de la lesión medular que sufrió al ser tiroteado por las fuerzas de seguridad.

La Audiencia de Tarragona (noreste) ha denegado los últimos recursos interpuestos por varias de sus víctimas, que desean que sea juzgado antes de morir, lo que sucita un debate sobre qué derecho debe prevalecer.

«Debe preponderarse el derecho a la dignidad y a la integridad física y moral del investigado frente al derecho a la tutela judicial efectiva de los denunciantes», según el auto judicial, al que tuvo acceso Efe este jueves.

Sin embargo, la Audiencia reconoce que el detenido, Eugen Sabau, que había solicitado la eutanasia, ha causado «un dolor y un daño físico y moral en las víctimas» y califica de «razonable» la expectativa de una «posible condena penal».

Subau está ingresado en un hospital de Tarrasa (noreste) en estado grave, con «sufrimientos físicos y psíquicos constantes e insoportables sin posibilidad de alivio, con un pronóstico de vida limitado, en un contexto de fragilidad progresiva», recoge el auto.

También recuerda el tribunal que una comisión de evaluación encargada del caso autorizó la eutanasia, y aplazar por un juicio supondría «una intolerable afectación a su dignidad y a su integridad física y moral, inherentes a la persona».

El 14 de diciembre del año pasado, Subau disparó contra tres de sus excompañeros de trabajo en las oficinas de una empresa de seguridad, en pleno centro de Tarragona.

Poco después, disparó también a un agente de la Policía regional de Cataluña en un control y se refugió en una casa de campo abandonada, hasta que fue detenido tras un tiroteo en el que resultó herido.

La comisión que autorizó la eutanasia tuvo en cuenta que desde entonces padece tetraplejia, por la que precisa asistencia continua y no puede recibir sedantes para el dolor a pesar de su estado.

La eutanasia se ha paralizado en dos ocasiones por los recursos de dos de las víctimas, una de ellas el agente policial tiroteado por el detenido.

España se convirtió el año pasado en uno de los pocos países en legalizar la eutanasia, que pueden pedir mayores de edad con enfermedades graves e incurables que conlleven un sufrimiento físico o psíquico intolerable, siempre con el aval de una comisión de médicos y juristas.

 

FUENTE EFE

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias