Cartas del Lector

Una necesidad urgente

Señor director:
La falta de un paso a desnivel en la calle Correa y Cidrón, específicamente en la parada del Metro Santo Domingo ubicada en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), se ha convertido en un dolor de cabeza tanto para los estudiantes y los conductores que se desplazan por eso lugar.

Las 24 horas del día en ese lugar se produce un taponamiento en el que se pierde mucho tiempo, debido a la entrada y salida de estudiantes por la segunda puerta de la UASD.

Muchos estudiantes han sido atropellados por vehículos, y a pesar de ello el Ministerio de Salud Pública no se ha interesado en construir un puente en el lugar que facilite cruzar de la Correa y Cidrón a la casa de altos estudios, sin correr el riego de que lo impacte un vehículo.

Los conductores también se quejan del tiempo que se pierde para pasar por el lugar, ya que con el vaivén de los universitarios los vehículos tienen que detenerse.

Los peor peor del caso es que en ese lugar no aparece ni un agente de la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) para que controle el tránsito y evite que un estudiante sea impactado por un vehículos. Esos efectivos mejor prefieren convertirse en espías para acechar a los conductores y ponerles multas, por una supuesta violación a la Ley de Tránsito, que en ocasiones resulta falsa, pero como tienen “palabra de rey”, hay que pagar la multa aunque no se haya cometido tal infracción.

En vez de esa tenaz persecución contra los conductores, los agentes de Amet lo que tienen que hacer es ir a resolver el problema de tránsito en el referido tramo de la citada calle de la Zona Universitaria.

Con la presencia de miembros de Amet en el lugar el tránsito fluye con más facilidad y se reduce el riesgo de que estudiantes sean atropellados por los automóviles. Es preciso señalar que en el entorno operan rutas de vehículos lo que hace más caótica la situación, sin embargo, parece que ahí a la Amet no le interesa controlar el tránsito ni proteger vidas.

En múltiples ocasiones los estudiantes han exigido a la instalación de un puente peatonal en el lugar, pero la institución ha hecho caso omiso a la demanda. Haciendo acopio de la frase del ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, en ese caso sí se hace necesario el lema “manos a la obra”.

Atentamente,

Domingo Berigüete

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba