El Universitario

UNIBE presenta investigación y tilda de “increíble” tasas de mortalidad infantil y materna

 El rector de la Universidad Iberoamericana (UNIBE), el doctor Julio Amado Castaños Guzmán, tildó hoy de “increíble” que el país mantenga las altas tasas que exhibe en mortalidad y morbilidad neonatal y materna.

“Es increíble teniendo una agenda nacional de desarrollo, es increíble que con todas las inversiones que se hacen en el sector salud y teniendo toda una estructura de políticas públicas y teniendo también personal de salud supuestamente capacitado (…) tengamos todavía estos resultados”, manifestó.

La Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud contabilizó  el año pasado la muerte de 3,395 recién nacidos; es decir, casi diez cada día (3,136 en 2017), así como 189 embarazadas o parturientas (191 en 2017).

El rector de UNIBE, que junto a la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM) y la Autónoma de Santo Domingo (UASD) figuran como las tres universidades dominicanas mejor valoradas, según el QS University Rankin Latin America, aludió al asunto en la presentación de los resultados del estudio de casos (no nacional) “Identificación de factores de riesgo de partos prematuros” en RD.

Este estudio retrospectivo analizó 1,544 casos en base a los registros médicos existentes en 8 hospitales públicos, ninguno privado porque en las clínicas los médicos manejan como artículo personal una ficha médica que debería ser única, dijeron a Salud de Acento otras autoridades de la UNIBE.

La investigación, efectuada con el apoyo de Primera ARS de Humano, fue aprobada por el Consejo Nacional de Bioética en Salud (CONABIOS), revelaron los investigadores.

Los hallazgos de la investigación

Los principales factores de riesgo identificados en este trabajo fueron los antecedentes familiares de partos prematuros, parto prematuro anterior, edad materna avanzada (mayor a 35 años), tabaquismo, uso de drogas y presencia de rotura prematura de membranas.

A las embarazadas que fuman, por ejemplo, se les multiplica por seis las posibilidades de un parto prematuro en compararación con las que no fuman, según este estudio de UNIBE.

Siempre comparando -casos con controles-, el antecedente familiar de parto prematuro predispone hasta 14 veces más un alumbramiento precoz.

El haber tenido un parto prematuro anterior eleva el riesgo 20 veces en los partos siguientes y ese riesgo se duplica cuando se asiste menos veces de lo recomendable a las consultas prenatales, lo mismo que presentar trastornos hipertensivos.

No se confirmó en este trabajo que el consumo de alcohol figure entre los factores de riesgo como causal determinante de parto a pre término, lo que sí fue identificado como tal en otros estudios.

El equipo de investigación estuvo liderado por los Investigadores-Docentes de UNIBE los doctores Agustín Díaz, Leandro Féliz-Matos y Carlos Ruiz-Matuk.

Estos establecieron que la mayoría de los factores de riesgo detallados son “prevenibles y modificables, por lo que el adecuado manejo de los mismos favorece un buen pronóstico”.

Además, recomendaron establecer programas de prevención para reducir los nacimientos prematuros, que en los países del llamado primer mundo se dan a razón de 3 por cada 1,000 nacimientos, en tanto que en la República Dominicana se registran entre 21 y 27 por cada mil alumbramientos, asimismo mayoritariamente por cesárea.

Este trabajo de UNIBE y de la ARS Humano “trata de arrojar un poco más de luz quizá de una manera más trasparente sobre cuáles son las causales de uno de los factores que más intervienen en la mortalidad neonatal, un tema no solo de salud sino también político por el impacto de tales indicadores”, añadió el rector.

Es una contribución de UNIBE “para no quedarnos de brazos cruzados ante esta realidad tan insostenible e increíble de que nosotros todavía ganamos los campeonatos en estadísticas en estos temas”, dijo y admitió que los resultados de esta investigación “no son nuevos” porque, en términos generales, son similares a los que arrojaron estudios previos de UNICEF y ENDESA.

Fuente: Acento

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba