Entretenimiento

Vacaciones de verano en tiempos de Covid-19

Hablar con los niños, flexibilizar horarios y uso de aparatos electrónicos, realizar actividades familiares está, entre ellas.

Desde inicios de junio, algunos colegios han finalizado su año escolar, y los que no, están en sus últimas semanas. Y nuevamente padres e hijos enfrentan un cambio que requiere asimilar que: ¡llegaron las vacaciones de verano!

Pero, no hay fines de semana fuera de la casa, ni viajes, tampoco campamentos, ni esas divertidas actividades que se planeaban para este esperado tiempo libre de los niños y al que los padres se integraban.

Las vacaciones del verano 2020 se visualizan de manera distinta a raíz del Covid-19. Siguen las desescaladas y se mantienen las medidas de distanciamiento social y los protocolos de higiene en todo el país, explica la terapeuta Marlina Gómez, neuropsicóloga, especialista en intervenciones en psicoterapia.

En casa, Vacaciones,Verano, Covid19, Actividades familiares.

“En medio de todo esto, nos hemos dado cuenta de nuestra capacidad para adaptarnos, y con las vacaciones hay que volver a pasar por un proceso de adaptación porque ya no habrá actividades escolares de manera virtual, no más tareas, exámenes, trabajos finales y papá y mamá se trasladarán al trabajo o algunos permanecerán en el hogar”.

A pesar de todo esto, resalta la terapeuta del Centro Vida y Familia, se pueden buscar nuevas formas de vivir y disfrutar de la mejor manera nuestro verano. El cuerpo y mente de todos los integrantes de la familia necesitan un descanso, recargar energías y desconectarse un poco para drenar todo el estrés, ansiedad y preocupación a los que muchos se han enfrentado en esta cuarentena.

Recomendaciones
La especialista recomienda algunas actividades para que puedan implementar en el hogar con sus familias y juntos puedan reinventarse para adaptarse a estas vacaciones que serán diferentes, puede que para algunos les sea difícil, pero les aseguro que no es imposible.

“En primer lugar, es recomendable que normalicemos el hablar del tema con los hijos, puede que tengan preguntas como, por ejemplo: qué haremos, por qué no iremos de viaje, qué pasó que no estamos donde la abuela, cuándo iremos a la playa, entre otras preguntas que como padres puedan responder desde una perspectiva optimista, sin victimización o fatalismo. Pueden explicarles que bajo esta situación buscarán otras alternativas para pasar las vacaciones, que es una situación excepcional en la que estamos y que en algún momento pasará”, detalla.

Agrega que algo importante es flexibilizar los horarios, porque ya no habrá escuela, pueden tener mayor tiempo para el juego libre, ojo: más que televisión y aparatos electrónicos como tablets, celulares o pc, se recomiendan juegos que impliquen movimiento como el baile, sobre todo a los más pequeños de casa les gusta saltar, correr, y desplazarse de un lugar a otro, esto les ayuda a regularse emocionalmente y cuando realizamos actividades físicas liberamos una sustancia llamada serotonina, que está relacionada con el estado de ánimo y nos ayuda a sentir placer o felicidad.

Aconseja además tomar en cuenta que la flexibilidad puede ser bajo mutuo acuerdo y que no se vean afectados los horarios del sueño, comida e higiene personal pues es importante mantener lo que nos ayuda de manera integral en nuestra salud física y mental, como son los tres aspectos mencionados anteriormente.

La psicóloga recomienda para los más pequeños incentivar el juego simbólico, juegos de cocina, carritos, muñecas, también momentos para el dibujo, que les permite expresar sus emociones a través de estos. Y exploraciones sensoriales con pintura, agua y con otros elementos de la naturaleza de ser posible, en el patio, jardín o algunas plantas en el balcón, permitir que recolecten piedrecitas, hojas entre otros. En este momento se vale ser creativo.

Fuente: Listín Diario 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos