Nacionales

Vecinos de Lucerna y Doña Idalia demandan solución a problema de inundaciones cuando llueve

Vecinos del residencial Doña Idalia y Lucerna demandaron la intervención de la Alcaldía de Santo Domingo Este y del Ministerio de Obras Públicas para corregir el problema que padecen de inundaciones de sus viviendas cada vez que llueve.

Ambos sectores carecen de un sistema de alcantarillado pluvial adecuado y las aguas se desbordan anegando viviendas, parques y negocios. La carretera a Cancino divide a Lucerna del residencial Doña Idalia y es el punto donde las aguas hacen una especie de trasvase.

Bienvenido Scharboy, residente en la calle F de Doña Idalia, es de los más afectados porque su casa se inunda acumulando agua hasta cubrir la rodilla. En ocasiones se han dañado parte de sus ajuares y pese a sus problemas de salud, muchas veces tiene que caminar su vivienda inundada.

Explica que desde que llueve, su familia y vecinos se ponen nerviosos porque saben que las aguas penetran a sus hogares. En el patio de su casa las fuerzas de las aguas derribaron una pared por lo que ahora no solamente reciben agua, sino, además, basura que arrastra la escorrentía.

«Nosotros nos levantamos tres veces chequeando, nos dormimos y cuando nos llamaron los vecinos ya el agua estaba dentro de la casa y cuando pusimos los pies en el piso, todo estaba inundado, de madrugada, el corredero, levantando todo para que no se mojara, se nos han mojado los colchones, los muebles todo», explicó Scharboy.

Sus vecinos de enfrente están en peores condiciones porque las aguas se acumulan y tapan los vehículos por completo, además de las viviendas. Parte del problema es que a los imbornales yfiltrantes no se les da mantenimiento, pero además hay que canalizar la escorrentía para que no se afecte las viviendas.

María de la Cruz, tiene un negocio de comida en la carretera a Cancino y, durante las lluvias del 18 de noviembre y del pasado lunes, el establecimiento se inundó con casi un metro de agua. «Eso es como un río que baja, y estas casas se llenan todas. A veces el agua baja, pero muy lenta, porque los filtrantes están tapados», contó la comerciante.

Ángel Santana, otro afectado, dijo que están al grito y aunque han reclamado a la Alcaldía y a Obras Públicas, no se ha solucionado porque aparentemente los filtrantes que hay no son suficientes para la cantidad de agua que corre por el lugar.

  • «Al parecer hay una especie de laguna que baja por las casas y cruza hasta la avenida Charles de Gaulle, yo creo que hay que hacer una especie de canaleta que saque toda el agua que se acumula. Los vecinos nos hemos juntado para limpiar los filtrantes, pero cuando llueve eso no da abasto y arrastra basura, de todo», dijo Santana.

Explica el problema

Porfirio Reyes explicó que el problema surge porque toda el agua de la carretera Mella, de Lucerna y otros sectores corren por una de las calles y encuentra espacios en un parque, que está abandonado, lleno de maleza y desde ahí corre hacia las viviendas.

«Todos los años en noviembre y diciembre es la misma situación, la otra vez antes de diciembre, el día cuatro de noviembre, se llenó todo esto, las casas se ponen por mitad de agua y el parque ni se ve, un río, hemos acudido a las autoridades y dicen que van y no llegan».

Otras inundaciones

De igual modo, se acumula agua en la carretera Mella con calle Guayubín Olivo. Aquí el agua aún permanece estancada desde el pasado lunes afectando el tránsito de vehículos. La siguiente esquina en dirección Oeste.Este también se acumula agua debido a que los filtrantes están tapados.

Cuando llueve la zona se torna difícil para transitar, sobre todo, para los vehículos bajitos, debido a que históricamente se forman charcos en el lugar, al igual que en la bajada de la avenida Charles de Gaulle, próximo a la Mella.    

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba