Justicia

VIDEO | Omega podría ir a la cárcel, les conocen medidas de coerción

El Antonio Peter de la Rosa, mejor conocido como Omega, se encuentra en el interior de la sala de atención permanente, donde se le conoce la medida de coerción, acusado de haber incumplido con los requisitos de la libertad condicional que le otorgó un juez por el caso de violencia de género contra su expareja, Sahira Valerio.

La fiscalía del Distrito Nacional había indicado que Omega no acudió a ninguna de las charlas del Centro Conductual para Hombres que le impuso la jueza Marlene de los Santos, cuando le otorgó la libertad condicional, en diciembre del 2018.

Félix portes, defensa técnica de Omega, aseguró el cantante asistió a todos lo cursos que mandan las condiciones bajo las cuales se le fue otorgada la libertad.

Rosa Peralta, esposa del acusado también Defendió la inocencia de su pareja y afirmó que el artista no portaba un arma de fuego en violación al acuerda de la fiscalía, sino que se trataba de una pistola eléctrica.

La Fiscalía precisó que las investigaciones realizadas por el Departamento de Crímenes y Delitos contra la Persona arrojaron que el arma entregada de manera voluntaria por el investigado no se corresponde con la que utilizó al momento de una discusión con un conductor del transporte público ocurrida el pasado domingo.

El pasado 27 de diciembre del 2018, la jueza Marlene de los Santos estableció que Omega tendrá que cumplir algunas condiciones, entre estas no usar armas de fuego, no tomar bebidas alcohólicas, abstenerse de ir a lugares de expendio de bebidas alcohólicas, así como no reincidir en delitos igual o distinto por el que fue condenado y asistir a las referidas charlas.

El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó en 2016 a Omega a cinco años de prisión con suspensión condicional de la pena por violencia intrafamiliar contra de su pareja, Sahira Valerio.

Esta semana, donde Omega discutía con un chofer de carro público debido a un rose entre los vehículos y exhibía una taser, un tipo de arma que no es de fuego, sino que da choques eléctricos de al menos 7.200 voltios.
El hecho ocurrió en la avenida Winston Churchill, en el Distrito Nacional.

Fuente: RC

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba