Nacionales

Viernes Santo se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret

Santo Domingo.-  El Viernes Santo, es el segundo día del triduo pascual,en que la Iglesia se centra en la meditación y la crucifixión y muerte de Jesús de Nazaret

Este día, no hay Eucaristía, y la celebración de los oficios es muy especial. Comienza con una liturgia de la Palabra, donde el protagonismo lo tiene la proclamación y meditación de la Pasión según San Juan (el Domingo de Ramos habremos oído la Pasión según San Marcos).

Se considera un día de penitencia, debido a que se recuerda el día en que Jesús fue acusado de blasfemo frente a Poncio Pilatos, la máxima autoridad romana. Durante esa jornada, Jesús queda preso y se producen los interrogatorios de Caifás  el sumo sacerdote judío- y del gobernador romano. Son los pasos de la flagelación, la coronación de espinas, el Vía Crucis, la crucifixión y sepultura de Jesús.

Ese día se realiza en todo el mundo el Vía Crucis, que emula el camino de Jesús hacia la cruz, luego de ser condenado a morir en el juicio del Sanedrín. Durante este evento se realizan diferentes paradas para recordar el sufrimiento de Jesús. Esto incluye sus tres caídas, el encuentro con María, el despojo de sus vestiduras, el momento en que fue clavado en la cruz, y su muerte.

En la religión católica no se celebra la eucaristía en Viernes Santo. Se realiza la Liturgia de la Pasión del Señor en la tarde del viernes, a la hora a la que se sitúa la muerte de Jesús en la cruz. La tortura y muerte de Jesucristo centran los acontecimientos de esta fecha, que se conoce como Vía Crucis. Se realiza el sermón de las 7 palabras.

La celebración de Semana Santa culmina el Domingo de Resurrección o domingo Santo, día en que el hijo de Dios vuelve a caminar entre los vivos tras morir en la cruz.

Es la fiesta más importante de los cristianos, debido a que la resurrección representa la victoria de Jesús contra la muerte. Indica que Jesús tiene poder sobre la vida y la muerte, por lo que tiene la capacidad de dar a la gente la vida eterna.

Fuente El Caribe.

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba