Anticorrupción

Vinculan a fundación del príncipe Carlos con una red offshore de empresas rusas

Troika Dialog, un banco de inversiones encabezado por un oligarca ruso, gestionaba una red de empresas offshore. Dinero procedente de esa red fue enviado a The Prince's Charities Foundation, una organización de beneficencia vinculada al príncipe Carlos

Troika Dialog, un banco de inversiones encabezado por un oligarca ruso que ha colaborado con el príncipe Carlos en obras de caridad, gestionaba una red de empresas offshore que transfirió miles de millones de dólares fuera de Rusia.

Una investigación internacional ha revelado cómo esta red recibió dinero de empresas vinculadas con grandes fraudes.

El oligarca Ruben Vardanyan es el antiguo jefe de Troika Dialog.

Vardanyan afirma que no estaba vinculado con las operaciones cotidianas de la institución.

Dinero procedente de esa red fue enviado a The Prince’s Charities Foundation (una organización de beneficencia vinculada al príncipe Carlos), para ayudar a restaurar Dumfries House, una casa señorial de gran valor histórico y patrimonial en el condado escocés de Ayrshire.

La fundación del príncipe Carlos dijo que las donaciones de Vardanyan habían sido sometidas a una fuerte revisión y que no había surgido ningún indicador de alerta.

La existencia de la red de más de 70 compañías offshore fue revelada gracias a una filtración de 1,3 millones de transacciones bancarias confidenciales que fueron entregadas al Proyecto de Información sobre Crimen Organizado y Corrupción (OCCRP, por sus siglas en inglés), un consorcio de periodistas de investigación del este de Europa, quienes compartieron los documentos con la BBC y The Guardian.

Entre el 2009 y 2011, la Prince’s Charities Foundation recibió tres pagos, que sumaron hasta US$202.000 a través de un banco en Lituania, ahora extinto.

BBC

Dumfries House.

La información filtrada muestra que el último de los pagos estuvo dirigido a una cuenta perteneciente al Prince’s Charities Foundation.

Los pagos procedían de una compañía llamada Quantus Division Ltd, la cual -según se ha revelado ahora- fue parte de la red de empresas offshore que transfirieron millones de dólares fuera de Rusia.

La red era administrada por Troika Dialog, el banco de inversiones con sede en Moscú, cuyo director ejecutivo en aquel entonces era Vardanyan, quien a lo largo de los años sostuvo una relación de negocios y de colaboración en labores de beneficencia con el príncipe de Gales.

En el 2010, Vardanyan asistió a un evento en honor a Armenia y su cultura en el Castillo de Windsor, en el cual el Príncipe habló sobre sus planes para restaurar Dumfries House.

La red Troika

La mayor parte de los registros filtrados pertenecen al banco lituano Ukio Bancas, cerrado por las autoridades de ese país en el 2013.

Entre el 2005 y el 2011 más de US$4.410 millones ingresaron en la red de empresas offshore gestionadas por Troika Dialog y unos US$4.610 millones salieron de las mismas.

Las compañías parecen haber sido usadas para movilizar los fondos de forma anónima.

La red de empresas de Troika fue establecida como un servicio para que sus clientes, muchos de ellos miembros de la élite rusa, movieran dinero alrededor del mundo tanto por razones de negocio como personales.

BBC

Ruben Vardanyan, fotografiado en 2010, cuando aún lideraba Troika Dialog.

Los clientes la utilizaron en parte para realizar pagos por diversos motivos: desde la compra de propiedades en Reino Unido hasta la adquisición de yates de lujo, obras de arte o entradas para el Mundial de Fútbol.

Ruben Vardanyan y sus socios obtuvieron unos US$1.000 millones en el 2011 cuando vendieron Troika a Sberbank, un banco comercial propiedad del estado ruso.

Documentos vistos por la BBC sugieren que empresas dentro de la red, incluyendo Quantus Division Ltd, hicieron y recibieron pagos relacionados con bienes como alimentos, electricidad, aparatos electrónicos, materiales de construcción e incluso artículos de salud.

Sin embargo, estos bienes fueron comprados por compañías que no tenían oficinas, empleados ni operaciones, lo que sugiere que en realidad estos bienes no cambiaron de manos.

Decenas de millones

Otros registros bancarios muestran el flujo en las compañías de la red de decenas de millones de dólares procedentes de empresas vinculadas con grandes delitos.

Entre estos se incluye uno de los mayores fraudes revelados en Rusia, el fraude fiscal por US$230 millones descubierto por el abogado Sergei Magnitsky.

En noviembre del 2009, casi un año después de haber denunciado el fraude, Magnitsky falleció en extrañas circunstancias en una cárcel rusa.

BBC

Magnitsky murió en extrañas circunstancias en una cárcel rusa.

Registros filtrados del Ukio Bankas muestran que compañías que se beneficiaron con el fraude impositivo enviaron US$123 millones a través de la red Troika.

La BBC no ha visto evidencias de que Vardanyan haya estado involucrado personalmente en ninguna actividad ilegal.

Sus abogados nos dijeron que él no estaba implicado en las operaciones, en la administración o en actividades del brazo que gestionaba los fondos en el Troika Dialog Group y que Vardanyan siempre actuó de forma transparente.

Un portavoz de Clarence House (residencia oficial del príncipe Carlos) dijo que la organizaciones benéficas del príncipe Carlos operan con independencia de él en relación con todas las decisiones relacionadas con la recolección de fondos.

Un vocero de la Fundación de Beneficencia del Príncipe de Gales y del Dumfries House Trust nos dijo: «Las organizaciones de caridad aplican un proceso de verificación robusto. En el caso de los ejemplos subrayados, ninguna alerta surgió durante esos procesos».

_________________________________________________________

El príncipe, el oligarca y la casa señorial

En el 2007 el príncipe de Gales intervino personalmente en un intento de último minuto para detener la venta de Dumfries House, la casa señorial en el condado Ayrshire que cuenta con una valiosa colección de muebles Chippendale.

Él quería evitar que la casa y su contenido fueran separados y vendidos por su propietario, el marqués de Bute.

En un documental para la televisión filmado en el 2012 en Dumfries House, el príncipe Carlos describió cuán tarde se produjo ese intento:

«Tú sabes (los muebles) estaban todos embalados, todos en camiones, todo, ya tenían las etiquetas, estaba todo allí. Nosotros los detuvimos. Los camiones fueron detenidos a la 1 de la mañana en la carretera de Cumbria… en camino a (la casa de subastas) Christies y dieron la vuelta y regresaron».

El precio de último minuto por la casa y sus terrenos fue de US$59,23 millones. Sin embargo, los esfuerzos del príncipe de Gales para reunir esa suma de otras organizaciones de beneficencia se quedaron cortos. Así que para cerrar la brecha, la Prince’s Charities Foundation pidió prestados US$26,33 millones.

BBC

El príncipe Carlos con una delegación encabezada por Vardanyan en una visita a Dumfries House en el 2014.

El crédito fue asegurado con tierra cercana, en la que el príncipe Carlos tenía confianza de que podía ser desarrollada por su fundación. El plan era convertirla en un pueblo modelo similar a Poundbury en Dorset, que sería llamado Knockroon.

Esperaban que los ingresos procedentes del pueblo y del turismo ayudarían a mantener la propiedad y a regenerar las áreas circundantes.

La crisis

Entonces se produjo el colapso financiero. Para el 2009, el valor de la tierra, luego de haber obtenido los permisos correspondientes, era de apenas US$11,85 millones, mucho menos de lo que la fundación adeudaba, colocando el préstamo en números rojos.

El príncipe dijo en el documental que eso fue una «enorme preocupación».

«Sabes cuando te levantas en mitad de la noche pensando ‘socorro’. Porque habiendo cerrado la negociación, un año o dos más tarde el mercado se derrumbó, ¿verdad? De la noche a la mañana, el valor se fue hacia abajo».

La fundación tenía que pagar una tasa de interés mayor, lo que consumía fondos que podían emplearse en otras obras benéficas.

Para salir del agujero financiero, la Prince’s Charities Foundation tenía que pagar la deuda. Logró recolectar US$6,58 millones de donantes particulares.

Uno de los donantes de la fundación en aquel momento fue Ruben Vardanyan.

En el 2013, el príncipe de Gales realizó una visita a Armenia, reuniéndose con Vardanyan en el pueblo de Dilijan, donde el banquero y filántropo fundó una universidad.

Allí, una avenida con 65 árboles de sicomoro en la universidad fue bautizada como Paseo Príncipe Carlos.

Según la organización de beneficencia de Vardanyan, en 2013 a él y a su esposa se les pidió que reunieran a un grupo de patrocinadores para financiar la renovación del edificio de una granja arruinada próxima a la entrada occidental de la propiedad en Escocia, para convertirla en una lujosa hostería.

Un honor retornado

Los donantes, que incluían a varios socios adinerados de Vardanyan, financiarían la creación de 16 lujoso cuartos para huéspedes en una de las alas de la hostería, que sería llamada Dumfries House Lodge.

Una reseña anual de la universidad fundada en Armenia por Vardanyan presumía de una asociación por 10 años entre esa casa de estudios y Dumfries House, lo cual además permitiría a estudiantes armenios ir a estudiar a Dumfries House cada año.

En el 2014, el honor fue retornado. Los donantes fueron invitados a una recepción real en Dumfries House, donde el príncipe Carlos se encontró con una delegación encabezada por Vardanyan.

El ala renovada de Dumfries House Lodge sería renombrada «Dilijan House».

https://www.bbc.com/mundo

Comentarios para este artículo

Etiquetas
Mostrar más

Otros Artículos