Justicia

Yaneisy era una niña vivaz que se iba rápido de la casa

La pequeña Yaneisy Rodríguez, de cuatro años de edad, encontrada muerta la semana pasada en Las Charcas de Santiago, era una niña alegre e inquieta que solía peinar a su madre como una forma de ella jugar, brincaba sin cesar en su cama y en ocasiones ayudaba a buscar las pastillas de la presión de su progenitora por algún rincón de la casa.

Los recuerdos de la menor por toda la vivienda son un punto de quiebre para Yaneris Altagracia Rodríguez, madre de Yaneisy, quien al narrar la versión de lo sucedido rompió en llanto al asegurar que al ver fotos de su hija y al salir de la casa, escucha su voz llamándola.

“Cada vez que llego, veo fotos de la niña. Yo la oigo que ella me llama algunas veces cuando salgo. No como, no duermo, porque cada vez que intento dormir, oigo a la niña”, expresó Yaneris, tras salir del Palacio de Justicia de Santiago, ayer, donde se le impuso un año de prisión preventiva a Franklin Fernández, de 31 años, acusado de asesinar a la menor.

Al recordar el momento en que desapareció Yaneisy, Yaneris expresó que no la mandó al colmado como se informó en los medios de comunicación, sino en lugar de la pequeña, al establecimiento fue la hermana mayor de esta, de 7 años de edad, que luego fue seguida por Yaneisy, acción que nadie notó.

Yaneris dijo que la pequeña de cuatro años “era rápida”, y que en varias ocasiones se le escapaba aprovechando que ella estuviera hablando con otra persona, pero luego regresaba.

“Ella se le iba del lado a uno, y uno ni cuenta se daba”, expresó la madre.

Además, indicó que tras el tiempo se percató de la ausencia de la menor por lo que procedió a buscarla por varios lugares e incluso en la residencia del adulto implicado en la muerte de su hija.

“Yo no he mandado la niña al colmado, la niña le cogió atrás a la grande, a la de siete años, pero yo no vi cuando la niña se movió porque la niña era rápida, ella podía estar hablando con alguien y ella se le iba del lado a uno y uno ni cuenta se daba”, agregó Yaneris.

“El mismo sábado yo fui a todas partes a buscarla y pregunté, e incluso fui a la casa del asesino, fui a donde su mamá, le pregunté a ella, le dije hermana, Yaneisy está aquí?, me dijo que no, porque la madre sabe que su hijo mató a mi hija y nunca dijo que ese desgraciado mató a la niña”, indicó la joven madre

Un año de cárcel
La Oficina de Atención Permanente del Departamento Judicial de Santiago envió a prisión por un año en la cárcel del Kilómetro 15, Azua, a Franklin Fernández Cruz, de 31 años, acusado junto a un menor de raptar, agredir y matar a la niña Yaneisy Rodríguez, en el paraje Barranca, de la sección Las Charcas, de Santiago.

Eliana Ledesma/ Listín Diario 

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba