Spanish Chinese (Simplified) English French German Haitian Creole Hindi Italian Portuguese Russian

La joven Jordon Moody de 22 años fue diagnosticada con cáncer de hueso, esto significaba que perdería su pierna. Aunque los médicos amputaron la pierna de Jordon, rescataron la parte del pie, la cual fue remplazada por su rodilla.

Moody estaba estudiando artes escénicas en Nueva York cuando los médicos le dijeron que tenía cáncer en su muslo. Imediatamente se sometió a la quimioterapia y una operación para extirpar el tumor, por un momento todo salió bien y volvió a casa a Inglaterra con sus padres. Sin embargo meses después fue diagnosticada por segunda vez, y entonces se sometió a un procedimiento quirúrgico radical, donde su pie izquierdo al revés, sustituyó su rodilla.

Cada género incide de una forma particular en el cerebro y en la forma en qué se encara el sexo. Así lo asegura un informe elaborado por la Universidad de Londres. ¿Fogosidad, alegría o tranquilidad? Para cada emoción, hay un ritmo particular. 

Además de usar velas aromáticas, preparar una cena deliciosa (y no muy cargada) y vestirse sexy, se debe tener  en cuenta la música que se elige a la hora de ambientar una cita. Es que cada tipo de género tiene un efecto especial en el cerebro que incidirá en la forma en que se vivirá el encuentro sexual. Al menos eso asegura un informe realizado por la Universidad de Londres, en Inglaterra.

1) Más sexo y menos gym: el autor norteamericano Richard Smith escribió dos libros sobre sexo y adelgazamiento. En ambos, desarrolla una teoría que apunta a demostrar demostrar que el ejercicio sexual puede reemplazar las ganas de comer y, por lo tanto, colaborar en el mantenimiento de un peso saludable. "Las endorfinas que libera el organismo durante la relación sexual hace que nos olvidemos del estrés y la ansiedad que nos impulsa a ingerir alimentos compulsivamente", afirma. Claro: todo depende de la duración de la relación, de las posiciones y los movimientos y, cómo no, de la intensidad del encuentro amoroso. En resumen, algunos estudios revelan que tomarse un buen rato para desvestir a la pareja equivale a quemar 120 calorías; que un orgasmo esfuma unas 27 calorías y que con un buen beso desaparecen otras 60. Hay debate al respecto, pero podemos encontrar consenso en este número: durante una relación sexual de veinte minutos se consumen 150 calorías.

2) Las mujeres también disfrutan de la pornografía. Según informa el Internet Filter Review, un tercio de los internautas que visitan los sitios para adultos son mujeres, y suman casi 10 millones por mes las interesadas en estas propuestas. Un estudio llevado a cabo por la revista Glamour, un 87% de las mujeres entre 25 y 39 años disfruta del porno como parte de sus hábitos sexuales. Un dato: más del 70% lo mantiene en secreto.

Los padres de adolescentes se enfrentan en estos tiempos con un problema que hasta hace poco más de una década no existía: el riesgo del abuso o acoso en redes sociales, foros y otros ámbitos de interacción que nacieron con internet.

Pero un reciente estudio advierte que además de preocuparse por sus hijos deben saber que ellos mismos también pueden convertirse en víctimas.

Un 40% de los adultos de Estados Unidos ha sufrido algún tipo de hostigamiento o acoso en internet, de acuerdo con un trabajo del Proyecto de Internet del instituto de investigación Pew.

Página 313 de 313
Top