Nacionales

15 muertos a manos de bandas en lo que va de año

Los asaltos y los enfrentamientos entre bandas son los principales motivos de las muertes

La proliferación de bandas en el país ha dejado un saldo de 15 muertos en lo que va de este año 2023, siendo mayo el mes en el que más se han registrado crímenes cometidos por las pandillas.

Los homicidios iniciaron el pasado siete de enero, cuando unos delincuentes mataron a Francisco Carlos Hecker, un mensajero de 21 años, para quitarle una mercancía y dinero en efectivo que trasladaba hacia el sector El Ingenio, en Santiago.

Los familiares del occiso denunciaron que la presencia policial en la zona «es muy tímida», pero la institución del orden garantizó el reforzamiento del patrullaje y aseguró que el hecho fue cometido por una banda delictiva que se dedica a asaltar en el territorio.

Después, el 23 de enero, el país quedó conmocionado cuando se descubrió que una pareja de esposos residentes en La Guayiga, que llevaba varios días desaparecida, fue encontrada muerta y amordazada en un terreno de Los Alcarrizos.

Según la Policía, los esposos Luis Miguel Jáquez y Elizabeth Almarante estaban vinculados con delitos electrónicos, de acuerdo con las evidencias halladas en su residencia. Las autoridades acusan a una banda de cinco personas por cometer el hecho, aunque aún no han revelado el móvil del doble asesinato.

En otro hecho ocurrido el 30 de marzo, tres personas resultaron heridas y uno muerto después de que las bandas Luisito La Uva y La Antena se enfrentaran a tiros en Montecristi por el control de varios puntos de droga en la localidad.

De acuerdo con la Policía Nacional, la balacera ocurrió el sector Albinar, en San Fernando de Montecristi, donde los habitantes han denunciado que los tiroteos entre bandas «son constantes».

Después, el 14 de abril, los agentes policiales mataron a Germán Rojas, quien pertenecía a una pandilla que azotaba a Santo Domingo Norte y que llevaba en su expediente dos personas muertas y varios delitos de asalto en la zona.

El pasado 14 de mayo, un enfrentamiento a tiros entre dos bandas causó la muerte de Yordy Rodríguez, un adolescente de 14 años que salió a buscar un jabón en el sector Los Guandules y encontró su trágico final.

La abuela del joven narró que el hecho ocurrió alrededor de las 11:00 p.m. y las autoridades informaron que en la balacera resultó herido otro joven mientras acababa de llegar de su trabajo como repartidor.

Posteriormente, el terror se apoderó del sector Los Tres Brazos cuando los pleitos entre líderes de bandas causaron la muerte de Manuel Abreu y Franklin Evelio Calderón, quienes recibieron varios disparos mientras se encontraban en un bar de la zona.

Las muertes trajeron el temor a Los Tres Brazos, donde los residentes afirmaron que se armará «una guerra» porque las pandillas buscarán venganza, además de asegurar que los tiroteos son frecuentes en toda la zona.

Otra pelea entre bandas llevó nuevamente la muerte al sector Los Frailes, donde fue tiroteada la joven Emely Vallejo, de 18 años, y Norlyn De la Cruz, quienes fallecieron la madrugada del jueves 18 de mayo cuando dos pandillas de enfrentaron a tiros.

Por el hecho, la Policía apresó a tres personas y mantiene la situación bajo investigación judicial.

Sólo tres días después, otra disputa entre bandas acabó con la vida de Héctor Díaz Espinosa, un hombre de 38 años que a la hora de su muerte se encontraba compartiendo con su esposa en un centro de diversión ubicado en el barrio Enriquillo del sector Herrera. Las autoridades no apresaron a nadie por el hecho, pero informaron que investigan el hecho.

En otros dos sucesos, ocurridos ambos el 24 de mayo, una banda que se dedica a asaltar mató a un guardia de la Farmacia GBC en medio de un atraco al local ubicado en el kilómetro 17 de la autopista Duarte y otra pandilla, dedicada al robo, mató a Paulino López mientras resguardaba una estación de expendio de gasolina en Bonao.

El último delito registrado por una pandilla fue el ejecutado por la banda «Los Ismael», que acribilló a tiros Jean Carlos Mora, de 38 años de edad, mientras se encontraba en un centro de diversión.

El tiroteo sucedió en La Puya de Arroyo Hondo, desde donde opera la banda delictiva, según los informes de la Policía.

«Son hechos aislados», asegura Chú Vásquez

Aunque se contabilizan alrededor de 15 muertes causadas por bandas, el ministro de Interior y Policía, Jesús –Chú- Vásquez, aseguró, durante un visita al Congreso Nacional, que los hechos son «aislados» y que se mantiene en constante comunicación con la Policía Nacional porque, como aseguró, el ministerio que dirige no maneja la parte operativa de la institución del orden.

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba