Medio Ambiente

Aseguran terrenos en Bucanyé fueron adquiridos legalmente

Salvador Catrain afirma Oceanus Investment tiene certificados de sus tierras sin litis

Bucanyé es un proyecto turístico propuesto por la empresa Oceanus Investment, de capital Dominicano y Español, y sus cerca de 14 millones de metros cuadrados se encuentran, en su mayoría, dentro de la parcel 40 de Pedernales, correspondiente al Área Nacional de Recreo Playa de Cabo Rojo – Pedernales, un área protegida categoría VI también conocida como Bucán Ye.

En las últimas semanas existe una polémica entre grupos ambientales, Oceanus Investment, la Dirección General de Alianzas Público Privadas (en representación del presidente Luis Abinader), el Ministerio de Medio Ambiente y el Estado, la cual tiene como origen un supuesto fraude en la adquisición de la Parcela 40 y sus respectivas subdivisiones por parte de particulares, quienes vendieron entre 2009 y 2015 los inmuebles a Oceanus Investment dentro de un área protegida.

La pasada  semana Diario Libre publicó la posición de dos ambientalistas, pertenecientes a la Coalición para la Defensa de las Áreas Protegidas, expresando que lo que no les parece bien, en el caso de Bucán Ye, es que un inversionista se apropie de un área protegida de forma ilegal, entre otras declaraciones.

La respuesta de Oceanus Investment

Luego de la publicación, de este medio, el abogado Salvador Catrain, representante legal del proyecto Bucanyé se comunicó con Diario Libre para responder a algunos de los señalamientos de los ambientalistas.

Esta es íntegra la comunicación enviada por Oceanus Investment a Diario Libre titulada: «Bucanyé es sinónimo de un proyecto legal, viable medioambiental y socialmente positivo».

«Quienes formamos parte de Oceanus Investment concebimos la idea de desarrollar un proyecto ecoturístico en la provincia de Pedernales, una zona del país en situación económica muy difícil, pero con un gran potencial de desarrollo turístico, como todo el mundo en nuestro país reconoce. De esta manera, la compañía espera contribuir a ese desarrollo y ofrecer una mejor calidad de vida de las personas de la provincia y alrededores», afirma Salvador Catrain, representante legal de la compañía.

«Con nuestro proyecto, asegura Catrain, queda patente que estamos comprometidos con el desarrollo sostenible y participativo de Pedernales». En concreto, en el plan de desarrollo del proyecto existen programas de capacitación y educación en las comunidades locales para crear una base de conocimiento sostenible que permita la transformación positiva de una comunidad que se sentirá hasta responsables de su propio destino por ese factor de inclusión comunitaria con el que venimos trabajando.

«De tal manera, podemos reafirmar que Bucanyé es sinónimo de un proyecto legal, viable medioambiental y socialmente positivo», garantiza Catrain.

Asimismo, Catrain explica: «La sentencia judicial que dejó fuera de la litis del caso Bahía de las Águilas la parcela 40, colindante con el pueblo de Pedernales, se vio como una oportunidad de materializar la idea originalmente concebida. Esa sentencia judicial se produjo porque, realmente, la parcela nunca estuvo en litis».

Teniendo todo eso claro, añade: «Entendimos que quienes aparecían como propietarios de terrenos en el Registro Inmobiliario lo eran de verdad y por eso nos acercamos a ellos en 2009 y 2015 y les dijimos que nos interesaba comprarles».

«Apoyándonos en un adecuado proceso de validación, dice Catrain, no existe prueba alguna de una supuesta apropiación de los terrenos del proyecto, toda vez que los mismos cuentan con su titularidad de carácter privada desde hace décadas, incluso previo a la promulgación de la Ley de Medio Ambiente y Recursos Naturales (año 2000) y de la Ley sectorial de Áreas Protegidas (año 2004)». De hecho, el párrafo del artículo 9 de esta última normativa reconoce la validez de derechos privados en áreas protegidas estableciendo una obligación del Estado para respetar el derecho de propiedad que pueda tener un particular con anterioridad a la promulgación de la Ley de Medio Ambiente.

Ante esto, Catrain enfatiza que «es totalmente falso que la entidad Oceanus Investment supuestamente se haya apropiado ilegalmente de terrenos en áreas protegidas. Por el contrario, esos terrenos han sido propiedad de particulares cuyos derechos han estado inscritos en el Registro de Títulos correspondiente desde la década de los 90´s».

Catrain quiere transmitir a toda la sociedad dominicana que la entidad Oceanus Investment desde hace varios años ha adquirido los terrenos de manera legítima y de buena fe, realizando contrataciones directas con los titulares de los derechos, pagando los impuestos de lugar y los valores acordados con cada uno de los propietarios anteriores, cumpliendo en todo momento con el debido proceso y haciendo las debidas diligencias.

«Como prueba de la legitimidad del proceso, hoy en día contamos con certificaciones válidamente emitidas por el Registro de Títulos, en las cuales se hace constar que sobre los terrenos del proyecto Bucanyé en la Parcela 40 de Pedernales no existe litis interpuesta por el Estado Dominicano, lo que descarta toda afirmación de terceros alegando lo contrario», agrega el asesor legal de la compañía inversora.

Respecto al compromiso con el medio ambiente, Catrain explica que «según las leyes de nuestro país en materia de áreas protegidas, los proyectos que se desarrollen en dicha categoría, la seis (VI), pueden ser desarrollados siempre y cuando demuestren que serán proyectos sostenibles y del ecoturismo dentro de un marco de condiciones».

En este sentido, Catrain entiende que «el Proyecto Bucanyé ha sido especialmente diseñado para apegarse a los requerimientos de un área protegida flexible, para la cual se han realizado estudios ambientales que nos ayudan a entender la condición de la zona y sus necesidades. El proyecto ecoturístico Bucanyé cumple con todas las condiciones que exige la ley para desarrollarse».

Adicionalmente, es una iniciativa sostenible que contribuye a preservar el medio ambiente y los recursos naturales de la comunidad de Pedernales, además de los beneficios económicos que aportará gracias a su operación ecoturística, añade.

La comunidad pedernalense tiene claro que Bucanyé es un proyecto turístico con el potencial de convertir a la provincia en uno de los destinos más populares y atractivos del país y del Caribe. Por ello, tanto Catrain como todo el equipo legal y ambiental que construyen este proyecto de Oceanus Investment aseguran que no van a permitir que intereses ajenos a ella impidan su desarrollo. Además, líderes del entorno han podido ver cómo en el diseño del proyecto se están tomando todas las medidas de lugar para conservar el patrimonio cultural y natural de la provincia, y eso para ellos tiene un gran valor y significado.

Los certificados del registro de títulos

Diario Libre solicitó a Catrain los certificados de la Jurisdicción Inmobiliaria que demuestran que las parcelas propiedad de Oceanus Investment no tienen litis actualmente con el Estado.

 

  • Expandir imagen
    <br><div>Catrain entregó a Diario Libre, a manera de prueba, dos certificaciones por el Registro de Títulos de Barahona, firmados por Nayibe Isabel Antigua Lara el 24 de abril de 2023. En las cuales consta que la parcela 40-SUB-26 se encuentra libre de derechos reales accesorios, cargas, gravámenes, anotaciones y/o medidas provisionales y la otra parcela tiene litis pero con un particular. <br></div><div><br></div><div><br></div><br>Catrain Asegura que todos sus títulos certifican que no tienen litis actualmente con el Estado Dominicano.

     

    Catrain entregó a Diario Libre, a manera de prueba, dos certificaciones por el Registro de Títulos de Barahona, firmados por Nayibe Isabel Antigua Lara el 24 de abril de 2023. En las cuales consta que la parcela 40-SUB-26 se encuentra libre de derechos reales accesorios, cargas, gravámenes, anotaciones y/o medidas provisionales y la otra parcela tiene litis pero con un particular.

    Catrain Asegura que todos sus títulos certifican que no tienen litis actualmente con el Estado Dominicano.

  • Expandir imagen
    <br><div>El abogado explicó que se trata de certificaciones de estado jurídico que acreditan que no existe litis interpuesta por el Estado Dominicano en sus inmuebles. Las expide la jurisdicción inmobiliaria, dependencia del Poder Judicial, que maneja el registro de la propiedad.</div><div><br></div><div><br></div><br>Esto en respuesta a las pasadas declaraciones de la Abogada del Estado, Laura Acosta, que asegura que estos inmuebles tienen litis abiertas por parte del Estado.
    El abogado explicó que se trata de certificaciones de estado jurídico que acreditan que no existe litis interpuesta por el Estado Dominicano en sus inmuebles. Las expide la jurisdicción inmobiliaria, dependencia del Poder Judicial, que maneja el registro de la propiedad.

    Esto en respuesta a las pasadas declaraciones de la Abogada del Estado, Laura Acosta, que asegura que estos inmuebles tienen litis abiertas por parte del Estado.

     

    Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba