Nacionales

Caso Alexander Sang desnudó carencias de las autoridades para investigar desapariciones

El estudiante universitario cumplirá siete meses desaparecido este 16 diciembre

La desaparición de Alexander Moisés Sang Díaz desnudó las carencias que tiene el Estado dominicano para darle una respuesta a las familias con parientes desaparecidos.

La particularidad de este caso, es la manera incesante como la madre de Alexander, la señora Yocasta Díaz, ha acudido en diferentes ocasiones a diversos medios de comunicación para decirle al país que su hijo no ha aparecido, ha armado un equipo de cientos de amigos de su hijo para buscarlo y, sobre todo, se ha dedicado a investigar el porqué de la insuficiente acción estatal y las respuestas clichés: “estamos investigando” o “tenemos más casos, a parte de su hijo”.

Sin ánimos de menoscabar el trabajo del Departamento de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Policía Nacional, Yocasta Díaz hizo a un lado su dolor individual y llegó a la conclusión de que “me han estado ayudando, pero son muy pocas personas trabajando para la cantidad de desaparecidos que se registran diariamente en el país”.

El caso de Alexander Moisés tiene un matiz diferente y ha permitido visibilizar el dolor de otras decenas de familias, así como posteriormente la desaparición y hallazgo del cuerpo sin vida de Jesús Cuevas. También agrupó a cientos de familias que, bajo la campaña “Son Irremplazables”, realizaron una marcha el sábado pasado en demanda de respuestas de las autoridades a las desapariciones.

Alexander Moisés salió de su casa a las 3:00 de la madrugada del 16 de mayo de este 2022 sin dejar rastro, en el sector Honduras, Distrito Nacional.

“Es un joven inteligente, amigable, que apenas había ingresado a la universidad este año para estudiar Ingeniería de Software. Estaba muy emocionado con la universidad”, relató Yokasta, quien no encuentra un hilo conductor que le indique por qué su hijo salió de casa a esa hora.

Por su dificultad para caminar (nació con pie equino varo), su madre no creyó que habría ido lejos, pero ya han pasado casi siete meses y Alexander no aparece.

Al principio, entre sus amigos y familiares recorrían varias zonas del Distrito Nacional, pegaban afiches en los postes de luz, que a la semana siguiente eran despegados por “inconscientes”.

Tras seis meses y 26 días sin Alexander Moisés, Yokasta dice que se siente con el corazón roto y desamparada.

«Mi temor es que cada caso nuevo pone debajo al mío en el orden de prioridad, mi temor es que el caso de mi hijo quede engavetado «Yocasta DíazMadre de Alexander Sang, desaparecido

 

El caso de su hijo la ha puesto a demandar enérgicamente una reestructuración de la Unidad de Desaparecidos de la Policía y el establecimiento de la Alerta Amber para la búsqueda efectiva de los parientes desaparecidos.

Inicialmente en la Unidad de Desaparecidos solo trabajaban tres personas para salir a la calle, hecho que fue revelado por ella y tras su denuncia se aumentó a 10 el personal, “pero sigue siendo insuficiente”, puntualizó.

Sobre la solicitud de restructuración, la desesperada madre solicita que ese departamento sea provisto de más personal y recursos tecnológicos.

Además, respalda la implementación de la Alerta Amber, un sistema que permita el involucramiento de todas las instituciones de seguridad de todo el país y la ciudadanía para que, cuando una persona se encuentre desaparecida, pueda ser localizada con rapidez y garantizar su vida.

Contacto. La última vez que Alexander fue visto vestía un pantalón crema y tenis negros. Si tiene alguna información sobre su paradero llame al teléfono 829-409-6719.

 

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba