Internacionales

Comienza proceso para repatriar a boricuas fallecidos en derrumbe de paso a desnivel la 27 de Febrero

Los preparativos para trasladar a Puerto Rico los cuerpos de los cuatro boricuas que murieron tras el colapso de un tramo del muro del paso a desnivel de la avenida 27 de Febrero con Máximo Gómez el pasado sábado comenzaron este martes tras culminarse el proceso de la autopsia por parte de las autoridades dominicanas. 

La información fue ofrecida por Lynette Negrón, portavoz de la familia, quien indicó que el Instituto Nacional de Ciencias Forenses en Santo Domingo había terminado con las autopsias, lo que permite que la repatriación de los cuerpos avance. 

El matrimonio conformado por Ramón Martínez Cesani y Awilda Vázquez Burgos, su hija, María Nereyda Martínez Vázquez, y su esposo, Michael Orozco Marín, que esperaban a su primer hijo, murieron en Santo Domingo en medio de las fuertes lluvias que azotaron el país durante el fin de semana pasado. En total, las lluvias y las inundaciones posteriores han dejado 25 muertos (cifra oficial) y más de 30 contabilizados por Diario Libre. Los daños preliminares superan los 1,100 millones de pesos. 

«Se están haciendo arreglos con la funeraria para traslados y funeral», indicó a el periódico El Nuevo Día el pastor Jesús Madera Torres, de Gosén Iglesia de la Familia en Caguas y amigo cercano de la familia.

El pastor le dijo al medio puertorriqueño que los cuerpos de la familia serán expuestos en la funeraria Ehret, en Río Piedras, el viernes y sábado de esta semana.

Los trámites para el traslado de los cadáveres ha estado a cargo de hijos del matrimonio que llegaron a Santo Domingo y de otros familiares de Ramón Martínez Cesani, quien era oriundo de la República Dominicana. 

En medio del penoso proceso, la hija de Vázquez Burgos, Ratsel Miranda, agradeció las continuas muestras de apoyo y cariño que han recibido de parte de allegados y desconocidos que se han solidarizado con su familia.

«Muchas gracias a todos por su apoyo, sus oraciones y su amor. Nuestra familia está devastada. Mami, mi padrastro Ramón, mi hermana María y mi cuñado Michael eran demasiado especiales y así siempre serán recordados. Nuestra pérdida es inmensa. Pero contamos con la fortaleza de nuestro padre celestial, que es el único que lo puede TODO», manifestó Ratsel Miranda, hija de Vázquez Burgos.

El medio también indicó que el secretario del Departamento de Estados de Puerto Rico, Omar Marrero, indicó que han ofrecido apoyo a los familiares desde que conocieron del incidente. 

«Seguimos en comunicación y asistiendo tanto en la orientación de los permisos y la visa, como también en los contactos de las autoridades de allá y de acá para los trámites de la repatriación», expresó.

Proceso de repatriación 

Marrero explicó al medio que «la repatriación es un asunto totalmente privado. Lo coordina la familia. Siempre que fallece un ciudadano fuera de Estados Unidos se contacta a la Embajada».

«Se contrata con dos funerarias, una en la República Dominicana y una en Puerto Rico. Ese proceso es complejo y hay que coordinar con las autoridades. Pero la funeraria en la República Dominicana es la que se encargaría de la documentación y obtener los permisos para enviar los restos, coordinando con la funeraria en Puerto Rico», expresó el funcionario federal.

Los dos matrimonios viajaron a República Dominicana con el objetivo de festejar el cumpleaños 75 de Martínez Cesani, así como la noticia de que Martínez Vázquez y Orozco Marín iban a tener una hija.

Los cuatro se trasladaban en un vehículo en compañía del doctor dominicano Eduardo Cabrera Castillo el sábado, mientras caía la mayor cantidad de lluvia que se haya registrado en República Dominicana en 24 horas y que provocaron la caída de una parte del paso a desnivel sobre varios vehículos que circulaban. En la escena hubo nueve muertos. 

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba