Internacionales

Hamás libera a 17 rehenes más, entre ellos una niña estadounidense de 4 años

El frágil alto el fuego entre Israel y Hamás volvió a su cauce el domingo cuando los milicianos liberaron a 17 rehenes más, entre ellos 14 israelíes y la primera estadounidense, en una tercera serie de liberaciones en virtud de una tregua de cuatro días.

Representantes de la Cruz Roja ayudaron a los rehenes a salir de Gaza. Algunos fueron entregados directamente a Israel, mientras que otros salieron a través de Egipto. El ejército de Israel dijo que uno fue trasladado en avión directamente a un hospital israelí.

Los rehenes israelíes tenían entre 4 y 84 años e incluían a Abigail Edan, una niña de 4 años cuyos padres murieron en el ataque de Hamás el 7 de octubre. Estados Unidos la identificó como la primera estadounidense liberada.

El presidente Joe Biden dijo que Abigail Edan «es libre y está en Israel».

En total, nueve niños de 17 años o menos estaban en la lista, según la oficina del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Por otra parte, Hamás dijo que había liberado a uno de los rehenes rusos que tenía, «en respuesta a los esfuerzos del presidente ruso Vladímir Putin» y como muestra de agradecimiento por la postura de Moscú en la guerra. La radio del ejército israelí había informado de que se trataba de un ciudadano ruso-israelí con doble nacionalidad.

Israel iba a liberar a 39 prisioneros palestinos más tarde el domingo como parte del acuerdo. Se tiene previsto un cuarto intercambio el lunes, último día del cese del fuego, durante el cual se liberará a un total de 50 rehenes y 150 prisioneros palestinos. Todos son mujeres y menores.

Los mediadores internacionales encabezados por Estados Unidos y Qatar están tratando de extender el alto el fuego.

Visita de Netanyahu a Gaza

Antes de la última liberación, Netanyahu visitó la Franja de Gaza, donde habló con las tropas. «Estamos haciendo todo lo posible para devolver a nuestros rehenes, y al final del día devolveremos a cada uno de ellos», dijo, añadiendo que «continuaremos hasta el final, hasta la victoria. Nada nos detendrá». No quedó claro de inmediato a dónde se dirigió dentro de Gaza.

Por otra parte, Hamás anunció la muerte de uno de sus altos mandos, sin precisar cuándo ni cómo. El ejército israelí lo confirmó.

El acuerdo de alto el fuego ha supuesto la primera pausa significativa en siete semanas de guerra, marcadas por la violencia palestino-israelí más mortífera en décadas y por la destrucción y el desplazamiento masivos en toda la Franja de Gaza.

Hamás y otros grupos militantes secuestraron a unas 240 personas durante el asalto en el sur de Israel que desencadenó la guerra.

La presión de las familias de los rehenes ha agudizado el dilema al que se enfrentan los dirigentes israelíes, que pretenden eliminar a Hamás como potencia militar y de gobierno y, al mismo tiempo, devolver a todos los cautivos.

La guerra ya se ha cobrado las vidas de más de 1,200 israelíes, la mayoría civiles asesinados por Hamás en el ataque inicial. Más de 13,300 palestinos han muerto, en torno a dos tercios de ellos mujeres y niños, según el Ministerio de Salud de Gaza, gobernada por Hamás.

Israel ha dicho que la tregua puede ampliarse un día más por cada 10 rehenes adicionales liberados, aunque ha prometido retomar con rapidez su ofensiva en cuanto termine. Israel dijo el domingo por la mañana que había recibido una nueva lista de rehenes a liberar a lo largo del día, el tercero de cuatro intercambios previstos.

La pausa en los combates ha dado unos pocos días de calma a los 2.3 millones de personas de la Franja de Gaza, aún conmocionados por el constante bombardeo israelí que ha expulsado a tres cuartos de la población de sus hogares y arrasado zonas residenciales. El fuego de cohetes de los milicianos de Gaza hacia Israel también se detuvo.

Palestinos agotados por la guerra en el norte de Gaza, donde se ha concentrado la ofensiva, regresaron a las calles para evaluar los daños. Cuadras enteras de Ciudad de Gaza y sus alrededores han sido destruidas por ataques aéreos que dejaron restos de muros y calles salpicadas de escombros.

Naciones Unidas dijo que el cese el fuego había permitido incrementar la entrega de comida, agua y medicamentos al volumen más alto desde que comenzó la guerra. La organización también pudo entregar 129,000 litros (unos 35,000 galones) de combustible, apenas el 10 % de lo que entraba a diario antes de la guerra, así como gas para cocinar, por primera vez desde el inicio de la guerra.

La ayuda también llegó al norte de Gaza por primera vez en un mes. La Media Luna Roja Palestina dijo que 61 camiones con comida, agua, y suministros médicos se dirigieron allí el sábado. La ONU dijo que sus agencias y la Media Luna Roja Palestina también habían podido evacuar a 40 pacientes y familiares de un hospital en Ciudad de Gaza a otro en el sur.

Fuente: AP

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba