Ciencia & Tecnología

La NASA y SpaceX envían cuatro astronautas a la Estación Espacial Internacional

La cápsula Dragon de la NASA y de SpaceX despegó este sábado con cuatro astronautas a bordo, en la séptima misión regular de rotación de tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Al mando de la misión Crew-7 está la estadounidense Jasmin Moghbeli, que realiza su primer viaje al espacio, al igual que el ruso Konstantin Borisov. La tripulación también incluye al danés Andreas Mogensen y al japonés Satoshi Furukawa.

La cápsula Dragon, impulsada por un cohete Falcon 9 de la empresa del multimillonario Elon Musk, despegó a las 03H27 horas (07H27 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, ante unas 10.000 personas congregadas para presenciar el lanzamiento.

«¡Despegamos!», dijo la NASA en la red social X (antes Twitter).

El despegue debía llevarse a cabo inicialmente el viernes, pero fue pospuesto para otorgar «más tiempo a los equipos para completar y discutir los análisis», según SpaceX.

Impulsada por el cohete, la cápsula Dragon en la que viajan los cuatro pasajeros debería acoplarse a la ISS tras un viaje de aproximadamente un día.

Posteriormente, la tripulación permanecerá unos seis meses a bordo de este laboratorio volante, donde llevarán a cabo múltiples experimentos científicos y buscarán averiguar si algunos microorganismos pueden sobrevivir y reproducirse en el espacio.

La ISS ha estado habitada permanentemente desde hace más de 20 años.

Área de cooperación

«Puede que tengamos a bordo cuatro tripulantes de cuatro naciones diferentes (…), pero somos un equipo unido con una misión común», declaró Moghbeli, de 40 años, poco después del lanzamiento.

En una rueda de prensa el mes pasado, había dicho que era algo que había querido hacer «desde que [tiene] uso de razón».

«Lo que más anhelo es observar nuestro planeta desde arriba», había añadido la graduada del MIT nacida en Irán.

Crew-7 es la séptima misión regular a la ISS realizada por SpaceX por encargo de la NASA, sin contar una misión de prueba en la que también participaron dos astronautas.

La NASA paga a SpaceX por el servicio, en el marco  de un programa de tripulación comercial que puso en marcha para reducir la dependencia de los cohetes rusos.

La NASA firmó igualmente un contrato con Boeing para el desarrollo de un segundo medio de transporte estadounidense a la ISS.

Pero el programa de Boeing ha sufrido innumerables retrasos y su primer vuelo de prueba tripulado está programado para después de marzo de 2024.

A pesar del aumento de las tensiones diplomáticas entre Washington y Moscú desde el inicio de la guerra en Ucrania, la colaboración entre las agencias espaciales estadounidense y rusa continúa en la ISS, una de las pocas áreas de cooperación que aún están en curso entre los dos países.

Fuente: AFP

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba